Comenzarán a verificar montes frutales abandonados en el Alto Valle

Comenzarán a verificar montes frutales abandonados en el Alto Valle

La Secretaría de Fruticultura pondrá a disposición su equipo de profesionales verificar los montes frutales abandonados que se denuncien voluntariamente para su erradicación, en el marco del Plan Sanitario.

Esa instania fue confirmada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca después de la reunión informativa con representantes de municipios rionegrinos y del encuentro previsto para mañana con Cámaras de Productores.

Al encuentro de hoy asistieron funcionarios de los municipios de Allen, Cipolletti, Campo Grande y Villa Regina, quienes fueron informados del operativo que se pretende llevar adelante para aprovechar la leña que se obtenga de la limpieza de los montes.

“Se les ofreció, en este sentido, la posibilidad de utilizarla para asistir a familias de bajos recursos que necesiten calefaccionarse”.

“Todos valoraron muchísimo la iniciativa”, expresó el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi al referirse a las respuestas de los intendentes y agregó que “de acuerdo a lo que nos informó la titular del Ejecutivo municipal de Allen, Sabina Costa, la tonelada de leña cortada, embolsada y distribuida casa por casa, cuesta $2.700 y ellos compran como mínimo unas 100 toneladas por temporada, con lo cual se convierte en una propuesta interesante para las comunas al momento de encarar este invierno”.

Diomedi se refirió también a la implementación del Plan Sanitario, en general, y del operativo de distribución de leña, en particular: “Mañana (por el viernes) se hace la reunión con las Cámaras por este tema y los profesionales de la Secretaría ya tienen todo dispuesto para salir a verificar los montes que se denuncien voluntariamente para erradicar”.

“Los consorcios están listos y solo faltaría que los municipios dispongan su personal y logística para retirar la leña en acuerdo previo con el productor”, remarcó el funcionario, quien también puso énfasis en aclarar que “con esto, nos adelantamos a las exigencias fitosanitarias que expuso Brasil para abrir nuevamente su mercado, y a la de todos los otros países a los cuales les vendemos y son exigentes en esta materia”.

Ese plan permitirá que el productor disponga de un suelo limpio para implantar otros cultivos o introducirse en la cría intensiva de animales. “En última instancia, también surge la posibilidad de ofrecer en alquiler estas hectáreas hoy improductivas”, sugirió el secretario.

Detalles del Plan

El mencionado Plan, que en una primera etapa contempla la erradicación de montes frutales abandonados y/o semiabandonados, tiene la finalidad de evitar las consecuencias que acarrea la propagación de plagas y enfermedades que afectan a la producción frutícola.

La adhesión de los productor a este programa, anunciado hace menos de un mes, es voluntaria y, para acceder al mismo, debe inscribirse a través de un formulario que le será provisto, y recepcionado una vez completo, por la Secretaria de Fruticultura y las Cámaras de Productores de las diferentes localidades de la provincia.

El Plan contempla que la tarea en campo sea llevada a cabo por las maquinarias de los Consorcios de Riego, a través del convenio firmado entre el Consorcio de Segundo Grado, Rio Negro Fiduciaria S.A. y la Secretarla de Fruticultura, quien aportará los fondos necesarios. Esto significa que no tendrá costo para el productor.

Además, prevé el volteo de plantas en pie, por lo que el productor podrá llevar adelante previamente, por sí mismo o a través de un tercero, la tarea de desrame y limpieza del cuadro para facilitar el trabajo a la maquinaria. También se sugiere que, el productor que no cuenta con mano de obra, la intercambie por leña.

Comentá la nota