Comenzarán a operar 10 proyectos de energía renovable el próximo año en Mendoza

Entre todos sumarán 178,07 MW de potencia y demandarán una inversión de U$S 227,6 millones. En diciembre licitarán Portezuelo del Viento. 

En 2019 se espera que estén en operación 10 obras de energía renovable comprometidas por la provincia para el Plan de Energías Renovables Argentina (RenovAr).

La fuerte devaluación de abril provocó retrasos y muchas empresas vieron dificultades para conseguir financiamiento a tasas adecuadas, pero las obras continuaron y ahora hay varias que están a punto de ser finalizadas.

En Mendoza hay 20 proyectos de energía eléctrica con contratos de largo plazo (de 10 a 20 años) con Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) que suman 446 MW, por una inversión estimada en U$S 545 millones.

Entre todos podrán abastecer a unas 225 mil casas (con  un consumo estimado en 7.000 kwh por año). De esos proyectos, uno ya está en operaciones (Anchoris), tres comenzarían a operar a finales de este año (Saltos 6, 7 y  8 de Luján de Cuyo) y diez empezarán a generar electricidad en el transcurso de 2019. Estos últimos sumarán una potencia de 178,07 MW y demandarán U$S 227,6 millones de inversión.

Proyectos en detalle

Pablo Magistochi, titular de la Empresa Mendocina de Energía (Emesa), indicó que entre los 20 proyectos mencionados hay dos térmicos. Se trata de Anchoris, que ya está en operación comercial, y la Cogeneración de Central Térmica Mendoza. Los dos en conjunto demandaron una inversión de U$S 137 millones y generan 131 MW para abastecer a 120.000 viviendas. El resto de los proyectos fueron valuados en U$S 407 millones y tendrán capacidad para generar 315 MW y abastecer 105.000 casas. 

“Esa es la diferencia entre potencia y energía. Las centrales termoeléctricas abastecen a más casas con menos inversión. Para instalar renovables, se necesita la térmica de backup”, indicó Pablo Magistocchi.

Entre los 20 proyectos hay dos de capitales privados. Son la Central Térmica de Luján de Cuyo y el proyecto Verano Capital. El resto fueron realizados por la Empresa Mendocina de Energía, que actúa como una desarrolladora de proyectos. 

Los proyectos generarán en total 4.500 puestos de trabajo, de los cuales 2.800 se han creado en la etapa de construcción y 200 puestos fijos una vez que comiencen a operar.

Por otro lado, siguen su curso otras obras muy intensivas en capital, como el caso de Portezuelo del Viento, para el que se proyecta una inversión de U$S 1.000 millones.

Solo con ese proyecto se generarían 210 MW y se lograría abastecer a 127.500 viviendas. 

“El 18 de diciembre arrancamos con el proceso licitación, que va a ir por Participación Público Privada (PPP), por lo que se espera que a mitad de año se esté adjudicado con la garantía de la Argentina, pero una inversión completamente privada”, explicó Magistochi.

Esperan un comprador

El proyecto El Sosneado es el único proyecto que hoy en día no tiene garantizado el financiamiento, según informó el titular de Emesa, aunque se está trabajando en conseguir uno.

Emesa no tiene la capacidad de hacer un proyecto tan grande como El Sosneado (la inversión ronda los U$S 80 millones) y estamos tratando de buscar un comprador para ejecutarlo”, señaló el funcionario. 

Por otro lado, el salto 40, ubicado en el Cacique Guaymallén, a la altura de calle Rondeau de Capital, se encontró con algunos problemas técnicos, por lo que su realización también se encuentra en duda. 

Demoras por la falta de crédito  

En noviembre de 2017, cuando se anunció que Mendoza había logrado adjudicar más de 118 MW en el RenovAr 2.0, el dólar rondaba los $ 18, pero el escenario cambió con rapidez y para agosto de este año, cuando la divisa superó los $ 40, se puso en duda el comienzo varias iniciativas. 

Es que se trata de proyectos que en algunos casos superan los  U$S 100 millones de dólares y se financian con créditos con tasas de interés por encima del 8%. Sin embargo, en las últimas semanas los empresarios celebraron haber conseguido la primera parte del dinero que les permitirá “asegurar las garantías”.

En este sentido se expresó Ramiro Marquesini, director para la Argentina de Verano Capital, empresa a cargo del proyecto P.S. Verano Capital Solar One,una obra fotovoltaica  que tendrá una potencia concesionada de 100 MW.  “Logramos presentar la garantía inicial, que ascendía a U$S 25 millones. Eso significó parte de la confirmación del mismo financiamiento del proyecto”, explicó.

En tanto, Pedro Llauro, de Nexo S.A, a cargo del aprovechamiento hidroeléctrico ubicado en Lunlunta, Maipú, aseguró que la construcción avanza sin problemas, gracias a que comenzaron con recursos propios.  “A partir de la crisis cambiaria los bancos se mostraron con aprensión a financiar proyectos, pero nosotros ya teníamos un acuerdo preliminar que fue respetado”, comentó.

Coment� la nota