Ceamse: “Cuando llegamos era un basural, ahora es un relleno sanitario y vamos por un complejo ambiental”

0223 viajó hasta el complejo Norte III de Ceamse en José León Suárez, recorrió el lugar y dialogó con las autoridades acerca de la actualidad y el futuro del predio de Mar del Plata. Afirman que la problemática social tendrá mejoras en unos 40 días.

En una visita por las instalaciones de Ceamse, en su predio de José León Suárez, se puede vislumbrar lo que el organismo pretende para la disposición final de residuos en Mar del Plata. Las autoridades aseguran que el camino hacia las mejoras definitivas "ya está en marcha" y que en cuanto a la problemática social que se vive en el lugar, "habrá importantes mejoras" que cambiarán la forma y las condiciones en que las personas trabajan para subsistir de los residuos.

Cuando Ceamse se hizo cargo del predio de disposición final de residuos de nuestra ciudad, el 12 de junio de 2018 (hay un contrato firmado por 3 años y según las autoridades la idea es continuar), la situación venía deuna crisis tras otra y por distintos factores: organizativos, laborales, sindicales y socio-ambientales. “Nos encontramos con un basural a cielo abierto”, comenta Leonardo Maceiras, gerente de operaciones de Ceamse, y agregó: “hoy ya tenemos un relleno sanitario y la idea es transformarlo en un complejo ambiental como este”. De hecho, cuando se hicieron cargo, la municipalidad les informó que la cantidad de residuos que ingresaba por día era de aproximadamente 500 toneladas diarias, pero al realizar las mediciones correspondientes, los números arrojaron una sorpresa: en Mar del Plata ingresan por día al predio unas 1300 toneladas por día y en días fuertes de verano unas 1600. “No se tenía una noción clara al respecto”, afirmaron.

El plan es ambicioso pero no imposible: al recorrer el predio de Ceamse en José León Suárez, zona norte del conurbano bonaerense, y luego de haber visto el predio de Mar del Plata, es fácil sorprenderse e inclusive quedar impresionado. Grandes parques verdes, árboles y plantas de todo tipo abundan en las distintas áreas del complejo, lagunas con una gran variedad de aves autóctonas y peces, pequeños mamíferos e incluso reptiles (pequeños lagartos overos) deambulan por el lugar. La abundancia de naturaleza no da la pauta de que se está en uno de los depósitos de residuos más grandes del continente.

En Norte III (es el nombre operativo del predio), que abrió en 1994, ingresan 21000 toneladas de residuos diarias, lo que equivale a una cantidad de camiones que ocuparían por completo los 6 carriles de la avenida General Paz en toda su extensión. Son aproximadamente unos 2500 camiones por día, las 24 horas.

Con parte de los gases que generan los residuos en descomposición, Ceamse genera energía en una moderna planta lo cual resulta en una amplia optimización de los recursos y en el aprovechamiento de dicha energía, la cual regresa a la red eléctrica. A la vez, hay personal que se dedica al control y análisis de pozos de agua en las cercanías del complejo, para garantizar que las napas no son invadidas con filtraciones de líquidos lixiviados. En este sentido, la planta de reutilización de líquidos lixiviados de Ceamse es la más grande y moderna del mundo, la cual mediante un proceso de nanofiltración y ultrafiltración, devuelve aguas cristalinas que llenan las lagunas artificiales y naturales del predio, y un resto que se vuelca al río Reconquista que atraviesa el complejo.

También funciona allí una planta de compost que genera unas 800 toneladas por mes, a base de los restos de poda, luego de un proceso natural que demora 120 días. Este producto, el cual es considerado de alta calidad y es reconocido por el INTA como totalmente apto, es utilizado para el mantenimiento de espacios verdes, en huertas orgánicas para consumo humano, y gran parte es donado a ONG´s.

La otra “joya” de Ceamse, es la planta TMB (Tratamiento Mecánico Biológico), un sector en el que se procesan unas 1100 toneladas de residuos orgánicos y reciclables, cuyo resultado luego de un proceso de degradación aeróbica, es un material bio-estabilizador que se utiliza para la cobertura del relleno sanitario intermedio en el complejo.

      

En cuanto a la cuestión social, la situación de personas que subsisten a base de los residuos no es exclusiva de Mar del Plata, con la diferencia que las condiciones de trabajo son mucho mejores y la organización es distinta: En el predio de José León Suárez trabajan y tienen su lugar 11 cooperativas de trabajo, cada una con una cantidad aproximada de integrantes similar al total de los que lo hacen en Mar del Plata.

En nuestra ciudad, Ceamse y la mesa de trabajo que integran entre otros actores la Pastoral Social de la Iglesia, hay unas 183 familias censadas que viven del predio de disposición final de residuos. En este sentido, las autoridades del organismo afirmaron que “en unos 40 días habrá unas mejoras significativas que van a cambiar la forma y las condiciones de trabajo de las personas”. Las mejoras consisten en la inauguración de un galpón de grandes dimensiones con piso de hormigón, agua potable, cocina y baños entre otros servicios. “No es la solución a la problemática pero si un lugar más digno para trabajar”, sostuvieron.

En este sentido, el director de Ceamse, Eduardo Ricciuti confirmó que “la gobernadora Vidal nos dio la instrucción de que nos hagamos cargo de la construcción de la Planta Social, que en un principio, cuando firmamos el contrato, estaría a cargo del municipio, finalmente, luego de una recorrida por el lugar, la gobernadora tomó esa decisión”. “Estamos trabajando en un programa de separación en origen para Mar del Plata, para que ellos puedan acceder a la basura ya separada”.

Con respeto a la separación de residuos, una iniciativa con la que se contó en el gobierno anterior y que cayó en el abandono, Ricciuti comentó que “el ciudadano de Mar del Plata ya intentó participar en algún tipo de iniciativa de separación de residuos en el pasado, a mi no me toca juzgarla pero evidentemente los resultados están a la vista de que esto no fue sustentable. Lo que sí puedo garantizar es que el programa que estamos pensando desarrollar en la ciudad, no va a pasar aquello de que el vecino separaba e iba todo a parar al mismo lugar. En principio vamos a llegar a acuerdos con los grandes generadores, los cuales representan el 40% del total de residuos”.

Por último, Ricciuti aclaró que “Mar del Plata ha pasado a ser hoy, para nosotros, un destino absolutamente estratégico por ser el único lugar en donde llega Ceamse que está fuera del concepto regional del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), y plantea el desafío de intervenir en conjunto con las autoridades municipales para lograr la mejor gestión de residuos que una ciudad de 1 millón de habitantes, como es hoy Mar del Plata, se merece”.

Coment� la nota