Caso Centeno: ordenan a los fiscales continuar con la investigación

Caso Centeno: ordenan a los fiscales continuar con la investigación
Luego de haber sido analizada por parte del Juzgado de Control de Garantías, la causa en la que se investiga la muerte de Leandro Centeno volverá a manos de la Unidad de Delitos Especiales, a cargo de los fiscales Sago y Mauvecín.
Esto es lo que resolvió el juez Ramón Porfirio Acuña en horas de la tarde de ayer y que fue dado a conocer a las partes.

Las causas por las que se toma la decisión están relacionadas con la gravedad del caso y la “existencia de personas privadas de la libertad, respecto de las cuales no se ha resulto su situación procesal”, es decir, los hermanos Delgadino, sus padres, una mujer de apellido Vera y un joven Solorza, quienes se encuentran a la espera de conocer cuál será la imputación que pesará sobre ellos en torno al brutal asesinato.

En este sentido, el juez Acuña explicó que no es que se haya rechazado el pedido de que la causa pase a manos de la Justicia Federal, sino que el Juzgado ordena a los fiscales “reanudar la investigación que fue suspendida hasta que se resuelva la cuestión de competencia”; lo que quiere decir que no se descarta que en el futuro la causa termine en la Justicia Federal.

Lo cierto es que teniendo en cuenta que hay cinco detenidos y que la ley indica que una persona no puede estar detenida más de 24 horas sin que se haga el Control de Detención para definir cuál es la situación procesal, es primordial que la investigación avance.

Otro ítem que fue tenido en cuenta para la determinación tomada por el Juzgado de Control de Garantías, es que en toda investigación, son cruciales los primeros momentos, y mientras más tiempo pasa de cometido el hecho, más probabilidades hay de que algunas pruebas desaparezcan.

Al respecto, el juez Acuña expresó que inmediatamente se reanuda la investigación y que el paso a seguir es darle lugar a las defensas para que se expidan, pero teniendo en cuenta que el proceso puede tomar más de 15 días, se realizará sin detener el proceso investigativo.

En espera

A todo esto, los jóvenes Delgadino aguardan detenidos, al igual que su madre, todos aprehendidos en La Rioja.

Sobre esta situación, el abogado defensor de los Delgadino, Juan Carlos Jiménez Pagés, indicó en diálogo con El Esquiú.com que en una entrevista que mantuvo con Rosa Morales de Delgadino, tomó conocimiento de que la mujer junto a sus hijos emprendieron el viaje a la vecina provincia luego del asesinato, pero no para huir, sino porque llevaba a sus hijos a una clínica de rehabilitación, habida cuenta del problema de adicción a los estupefacientes que los jóvenes padecen. “Es una señora que no sólo se preocupa, sino que se ocupa de sus hijos”, expresó el abogado, manifestando que el mencionado viaje ya había sido previsto con antelación y que se presentaron en una comunidad terapéutica a fines de solicitar una asistencia que no encontraban en Catamarca.

El letrado aseguró que la madre de Diego y Facundo,tiene la conciencia tranquila y manifestó que “confía en Dios y en la Justicia”. El abogado informó que la madre de los adolescentes, que “tiene una trayectoria intachable y fue directora del Hogar de Ancianos”, pide que sus hijos no sean estigmatizados por su problema de adicciones.

“Celos”

Por otra parte, el abogado de los Delgadino indicó que hay una de las hipótesis dentro del caso que aún no ha sido investigada por la Justicia, que es la existencia de una joven que “habría sido novia o de Delgadino o de Centeno” y que en algunos medios de comunicación fue señalada como un especie de señuelo que habría sido utilizado para atrapar al muchacho Centeno, pero que en realidad, se habría tratado de alguien que mantenía una relación sentimental con ambos, lo que pondría en escena un elemento más, fuera del robo de la moto, que habría actuado como disparador en este caso: el móvil de los celos.

Coment� la nota