Carrascosa pidió "morir en su casa"

Carrascosa pidió "morir en su casa"
El viudo Carlos Carrascosa, condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, pidió hoy que le concedan una prisión domiciliaria porque “quiere morir en su casa”, informaron fuentes ligadas a la causa.
El imputado, de 68 años, habló durante cerca de dos horas con los jueces de la sala I de la Cámara de Apelaciones de San Isidro, ante quienes detalló lo delicado de su estado de salud por problemas cardiovasculares y les manifestó que sufre una “depresión fuerte” porque se considera “inocente” y no puede tolerar que no se encuentre al asesino de su esposa.

La Cámara no tiene plazos para resolver, aunque se espera que sea en los próximos días.

Cabe recordar que, hace una semana atrás, el viudo expresó a través de una carta enviada a Télam que “desde hace casi cuatro años estoy preso por un delito que no cometí y estoy sufriendo en mi cuerpo y en mi mente las terribles consecuencias de que se me considere el asesino de mi esposa María Marta, cuando los verdaderos asesinos se ríen de mí, de la Justicia y de la gente”.

“Van ya diez años y el que está pagando las consecuencias de lo que hicieron otros, como un verdadero chivo expiatorio de la inoperancia del sistema, soy yo”, remarcó desde el penal de Campana donde está detenido.

Agregó: “Mientras tanto, a mis 68 años, me voy consumiendo y muriendo paulatinamente en este agujero sin que nadie haga nada por mí. Esa angustia me ha provocado una depresión feroz y un deterioro irreversible del sistema vascular que, sumado a una presión mal controlada, si hubiera una mínima descompensación, podría provocarme rápidamente la muerte, como coinciden todos los médicos”.

Coment� la nota