Cano pide que Alfaro maneje el plan Argentina Trabaja en la capital

Cano pide que Alfaro maneje el plan Argentina Trabaja en la capital

“Están para trabajar, no para hacer una actividad política”, dijo el intendente. El funcionario nacional afirmó que la vigencia del programa evidencia el fracaso alperovichista La intendencia, como ente ejecutor, tiene a su cargo 58 cooperativas, cuando en el municipio hay registrados 205 grupos de trabajo

“Por cuestiones políticas, durante dos años no recibimos insumos. Nuestras cooperativas no trabajaban ni brindaban servicios”. Ofuscado, el intendente capitalino Germán Alfaro se sinceró. Lanzó críticas como las de la primera oración en contra los gobiernos provinciales anterior y actual. Sucedió en el contexto del acto de relanzamiento que hizo el municipio de los cambios en el programa nacional Argentina Trabaja.

Entre las modificaciones está que la Municipalidad tendrá uno de los tres entes ejecutores del plan (los otros dos están en Yerba Buena y en la Provincia). Ese organismo administrará los recursos y las tareas de 58 de las 205 grupos de trabajo que están radicados en San Miguel de Tucumán. Se trata sólo de aquellos que fueron armados por dirigentes que respondían a Alfaro y al ex intendente Domingo Amaya, hoy secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación.

El resto de las cooperativas, se identifican con legisladores y concejales capitalinos del oficialismo provincial. En los planes de Cambiemos está, sin embargo, que todos queden bajo la órbita de Alfaro. El director del Plan Belgrano, José Cano, fue quien anunció durante el acto que propondrá el cambio ante la Nación.

La Provincia, en paralelo, también está desarrollando encuentros para presentar las modificaciones en los municipios del Gran San Miguel que abarca el programa. Hoy, desde las 10, será el turno, precisamente, de la capital (en el complejo Belgrano)

Sin “patrones”

La sede de 9 de Julio y Lavalle estuvo colmada de cooperativistas. Alfaro y Cano bajaron juntos desde el primer piso hasta el hall. En las primeras filas estaban sentados funcionarios municipales y legisladores y concejales del Acuerdo para el Bicentenario (ApB). Un segundo antes de que comenzaran los discursos, entraron los ediles ligados a la Casa de Gobierno. También el diputado nacional Federico Masso. En la mesa de autoridades, Alfaro y Cano estuvieron acompañados por la responsable del Ministerio de Desarrollo Social nacional en la provincia, Laura Costa; por el secretario de Desarrollo Social municipal, Oscar Velasco Imbaud; y por el presidente del Concejo Deliberante, Javier Aybar.

“Argentina Trabaja dejará de ser un plan social para transformarse en un plan de empleo”, afirmó Alfaro. A continuación, dijo que se iba a “blanquear” una situación: “por ahí algunos dicen que los presidentes de las cooperativas no van a comprar más (materiales e insumos). Les pregunto a los presidentes que están aquí ¿Alguna vez compraron? No”. Después, en una conferencia de prensa, aseguró que era la Provincia la que se encargaba de adquirir los materiales. Alfaro se refirió así a los cambios anunciados en LA GACETA por el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, que había consignado que los entes ejecutores se encargarían de manejar las cuentas.

Alfaro adelantó que las cooperativas se dedicarán ahora a trabajos de “infraestructura comunitaria”. Le habló luego a los beneficiados por el programa. “¡Ustedes no tienen patrón! El único es el Estado nacional, que es el que les paga. Están para trabajar, no para desarrollar ninguna actividad política”, instó el jefe municipal.

Cano, a su turno, siguió con la misma línea de cuestionamientos.

“Venimos a romper ese mito que se construyó antes del proceso electoral, de que si ganábamos, se cortaban los planes y se le quitaba el beneficio la gente. Venimos a ratificar que no se puede construir desde el miedo”, afirmó casi gritando. Expresó que no hay nada “más indigno” que un dirigente político use la necesidad de la gente y “por el hecho de tener un plan se lo someta a formar parte de un proyecto político”. “¡Son libres ahora de militar en el espacio político en el que se sientan contenidos!”, bramó. Recordó que hizo denuncias relacionadas con las cooperativas durante el alperovichismo: “muchas veces, los presidentes solamente firmaban y no sabían ni como ni para qué se compraban materiales”.

Cano también se refirió -sin nombrarlos- a funcionarios provinciales. Aseguró que pretenden apropiarse del programa que es de la Nación; que se “distorsionó” el sentido de los planes y que se “vanaglorian” de que Tucumán es una de las provincias más beneficiadas, cuando esto implica, según el macrista, “el fracaso de la política” durante 12 años.

El Argentina Trabaja y su derivación denominada Ellas Hacen son programas de inclusión con trabajo. Entre ambos, contienen a más de 25.000 tucumanos desocupados. El primero, apunta a la capacitación sobre oficios y el segundo, a la terminalidad educativa. En esta nueva etapa, los objetivos se combinarán. Se implementan desde 2009 (Argentina Trabaja) y desde 2013 (Ellas Hacen).

Centralización de obras

“La caja única existe desde que José Alperovich era ministro de Economía de Julio Miranda. No cambia nada”, lamentó Cano en relación al anuncio de centralización de la gestión de proyectos de obras ante la Nación de la Casa de Gobierno. El anuncio se dio luego de la polémica por la ausencia de la intendenta de Famaillá (Patricia Lizárraga) en una firma de convenios por casas. Amaya, secretario de Vivienda había denunciado presiones a la jefa municipal. “No tengo problema en los métodos. Lo importante es que llegue para todos”, opinó Alfaro.

Coment� la nota