El cableado del Portezuelo se hizo sin autorización ministerial

El cableado del Portezuelo se hizo sin autorización ministerial
El ex ministro Julio Molina indicó que durante su gestión no se autorizó la modificación del proyecto original que iba por otro lugar.
El polémico cableado eléctrico que cruza la Cuesta del Portezuelo no solo no posee el informe de impacto ambiental aprobado, sino que al momento de ser iniciado tampoco tenía la correspondiente autorización ministerial para realizarse. Esta información fue confirmada por el ex ministro de Servicios Públicos Julio Molina, que en diálogo con EL ANCASTI indicó que hasta su renuncia al cargo no se autorizó ninguna modificación al proyecto original de la línea, que iba por un lugar distinto.

El ex funcionario explicó que durante su gestión al frente de la cartera de Servicios Públicos se definió que el emplazamiento de la línea de 33kv "Santa Cruz- Las Antenas" sería "en la zona de servidumbre de la línea existente. Es decir, se mantenía la traza de la obra con la de la vieja línea de 13,2 kv".

En esa línea, Molina fue tajante al señalar que durante su mandato, "no se aprobó modificación alguna de la traza de la obra. No hay ninguna resolución ministerial disponiendo cambio alguno de la obra".

En ese marco, el ex funcionario comentó que fue advertido de que la empresa que tenía a cargo la obra realizó modificaciones a la traza original al final de su gestión, cuando el inspector de la obra le indicó que la línea en cuestión "se comenzó a realizar por una traza distinta a la contractual".

Ante dicha situación, Molina aseveró: "De modo inmediato instruí al Servicio Administrativo del Ministerio a efecto de que se suspendiera cualquier tramitación de pago y se requiriera a Contaduría General la devolución de las actuaciones de pago originadas en el ámbito de la Subsecretaría de Energía”, dependencia que en ese momento era conducida por el actual ministro de Servicios Públicos, Luis Romero.

El ex funcionario explicó que en ese momento "se instruyó a la Subsecretaría de Energía, a la Dirección de Proyectos y Asesoría Jurídica para que, sobre la base de la situación planteada por el inspector, se procediera a efectuar un análisis técnico – jurídico de tales circunstancias".

Según Molina, este análisis "debía contemplar la posibilidad de rescisión contractual". No obstante, advirtió que hasta la fecha de la aceptación de su renuncia "no se recepcionó estudio alguno".

El ex ministro dejó en claro que, durante su desempeño, "se aprobó mediante la correspondiente resolución una traza coincidente con la de la línea existente" y que "no se emitió resolución alguna aprobando modificación de la misma y no se pagó certificación de ninguna naturaleza".

Finalmente, Molina desconoció si se realizó el informe que él pidió luego de dejar el cargo. Sin embargo señaló que "es de esperar que se haya realizado y que exista una sólida justificación para tan significativa alteración del opus de la obra".

Obra original

Para corroborar que el proyecto original de la línea estaba previsto que se realice sobre la línea existente, Molina explicó que tal definición está establecida en la documentación contractual de la obra, como también en los actos preparatorios de dicha documentación.

De esta forma, señaló que la documentación posee comunicaciones de la Subsecretaría de Energía, quien tenía bajo su órbita la elaboración del expediente; también poseía un informe realizado por un profesional de la Secretaría de Energía de la Nación, quien en un dictamen elaborado para AR SAT (compañía del Estado nacional a cargo de la Televisión Digital) y el Ministerio de Planificación de la Nación, da cuenta que la traza de la línea discurre sobre la traza de la actual línea de media tensión.

Coment� la nota