La basura tecnológica tendrá su destino final en Paraná

La basura tecnológica tendrá su destino final en Paraná

El intendente, Sergio Varisco, junto a la subsecretaria de Medio Ambiente, Rosa Hojman, firmó un convenio con el director de la Fundación Basura Cero, Jorge Amar, con el fin de implementar en Paraná la recolección diferenciada de residuos tecnológicos para promover las buenas prácticas de reciclaje y crear conciencia en la sociedad sobre la protección del medio ambiente.

Según se informó, en las instalaciones de la Fundación Basura Cero en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Varisco alcanzó el acuerdo con esta institución que se dedica a la reparación y rearmado de productos tecnológicos derivados de la basura tecnológica.

El objetivo de este convenio es que próximamente, Paraná tenga una recolección de residuos tecnológicos, así los vecinos podrán dejar estos elementos en desuso de manera diferenciada.

Luego serán enviados a la planta de tratamiento que tiene la ONG, que más tarde entregará computadoras al municipio confeccionadas con estos elementos reciclados.

El proyecto del Ejecutivo es mucho más ambicioso y se proyecta crear en la capital provincial, un centro de reciclado de artefactos tecnológicos similar con el fin de generar conciencia y a su vez ofrecer nuevas fuentes de trabajo.

Reciclado

El Centro Basura Cero promueve la generación de trabajo en la base social y capacitación constante.

Por medio de buenas prácticas sociales y ecológicas, la asociación permite transformar la materia y energía en objetos reutilizables y evitar la contaminación.

La planta preparada para el reciclaje de objetos electrónicos realiza la canalización controlada de los desechos y el desarrollo de esquemas seguros de disposición final.

El reciclado de residuos electrónicos se realiza por medio de un sistema de recolección diferenciada que consiste en una clasificación preliminar de los aparatos eléctricos y electrónicos que son retirados de diferentes instituciones públicas o privadas, empresas, escuelas y hogares.

Luego los operarios reciben los desechos, los separan y almacenan según su materialidad. Antes, verifican si los productos ingresados pueden ser reparados para su donación.

Algunos de estos artículos son destinados a la venta como equipos usados.

Coment� la nota