Basura en la Costa: elevan el terreno donde estará la Planta de tratamiento

Basura en la Costa: elevan el terreno donde estará la Planta de tratamiento

Se reactivó la obra de la Planta de Transferencia de Residuos Sólidos de Rincón, Arroyo Leyes y Calchines. Hoy se altea el predio donde se construirá, y el proyecto ejecutivo se está culminando. Luego se licitarán los trabajos, que se estiman en unos $ 20 millones. Sería la solución a un histórico problema medioambiental.

En Rincón, Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines, persiste un problema de larga data: el vertido de residuos en la margen izquierda de la Setúbal, que terminan contaminando la laguna. Años atrás se conformó el Consorcio de la Costa entre esos tres distritos, para impulsar la creación de una Planta de Transferencia de Residuos Sólidos Urbanos. A mediados del año pasado se adquirió un predio de unas 8 hectáreas para allí instalar la futura planta, e incluso se licitó y compró un camión roll on y una cinta clasificadora. Tras las elecciones, en diciembre vinieron los cambios de gobiernos y ahora, aquella vieja demanda de los vecinos (una solución para la basura) adquirió nuevo impulso.

Así lo aseguró Gaspar Borra, subsecretario de Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático provincial. ¿Qué se hizo? Ese terreno adquirido por el municipio rinconero y donde funcionará la Planta es bajo: “Entonces, está siendo elevado con más tierra. Vialidad Provincial colabora con una retroexcavadora, y los tres gobiernos implicados aportan sus maquinarias más pequeñas. Ya se levantó un 25% de lo que hay que altear, es un terreno muy grande”, explicó el funcionario en diálogo con El Litoral. El alteo implica sacar tierra del mismo terreno y llevarla al sector donde estará el predio de la Planta de Gestión de Residuos Sólidos.

Mientras tanto, se está terminando el proyecto ejecutivo para la construcción de la Planta. Implicará el cerramiento del todo el predio, la platea de hormigón y la edificación del galpón donde funcionará, además del montaje de la cinta clasificadora (ya comprada). Luego, vendrá la licitación: “La estimación es que esta obra, que dará esa solución vecinal tan solicitada, demandará unos $ 20 millones en términos estimativos”, afirmó Borra, y aseguró que desde el gobierno provincial se hará un aporte no reintegrable para su construcción.

El subsecretario no quiso arriesgar un plazo sobre cuándo estará lista y operativa este centro de gestión de residuos recuperables y reciclables para ese sector de la Costa. Pero una vez que se termine la elevación del terreno y el proyecto ejecutivo se concluya (licitación mediante), la obra debiera estar concluida el próximo año.

Darle impulso a este proyecto clave fue posible “tras lograr sentarnos alrededor de una misma mesa los responsables provinciales del área de medioambiente (además de Vialidad Provincial), los presidentes comunales (de Arroyo Leyes, Eduardo Lorinz, y de Santa Rosa de Calchines, Natalia Galeano) y el intendente de San José del Rincón, Silvio González. Hubo una gran colaboración por parte de ellos”, ponderó Borra.

En la zona de la Costa, aún se siguen volcando basura en la margen izquierda de la Setúbal. Es un problema medioambiental grave. Foto: Archivo El Litoral

Residuos en porcentajes

¿Qué va a implicar contar con la Planta de Transferencia de Residuos Sólidos? “La gran ventaja -insistió el subsecretario- será que ya ni el municipio ni las dos comunas involucradas podrán volcar los residuos en el lecho de la laguna Setúbal, porque un gran porcentaje de éstos deberá ir a ese predio donde se los tratará y recuperará”. Con ello, se solucionará una problema medioambiental.

Ocurre que del total de residuos que se generan en esas tres localidades, el 50% aproximadamente es orgánico: aquí se incluye el material compostable (restos de verduras y frutas, césped, bolsas de té o cáscaras de huevo, que son un abono orgánico que enriquece los suelos con nutrientes). Hay un 20% de basura domiciliaria “irrecuperable” (pañales descartables, por ejemplo) que, una vez esté lista la Planta, se traerán para su disposición final al relleno sanitario de Santa Fe (hoy esos residuos van a parar a los basurales a cielo abierto al pie de la Setúbal). Y el 30% restante es el material recuperable (plástico, vidrio, metales, papel y cartón), que es lo que se reciclará en la planta clasificadora.

“Que arranque y se concluya”

La idea es que todo aquel residuo orgánico recuperable como abono se composte en origen. “Pero eso dependerá de tiempos y plazos. Ni bien esté lista la Planta de Transferencia, se cortará el vertido de residuos urbanos en el lecho de la laguna”, subrayó Borra. Esta es la única forma de que la basura deje de contaminar la Setúbal: “Una vez que esté lista la instalación recicladora, recién ahí podremos empezar con el saneamiento de la zona, el retiro de plásticos, etcétera. Por eso queremos que este proyecto arranque y se concluya”.

El Consorcio de la Costa (como otros 33 que hay en todo la bota santafesina, algunos ya funcionando y otros armándose) son gestionados por el municipio de Rincón y las comunas de Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines. “La Provincia hace aportes de fondos y colabora en la coordinación; pero la administración operativa (de la futura Planta de Transferencia) será propia del consorcio. La problemática de los residuos urbanos requiere coordinación entre los gobiernos locales involucrados y la administración provincial”, concluyó el subsecretario.

A CIELO ABIERTO

Detrás del predio de UPCN, en Colastiné (distrito Santa Fe) hay un basural a cielo abierto muy grande, generado por particulares. “Sobre esto, estamos coordinando el trabajo con el municipio santafesino para empezar con la limpieza de las márgenes de la Setúbal. La misión el lograr que cese el vertido de residuos sólidos urbanos a la laguna, para que no se siga contaminando”, adelantó Borra.

Comentá la nota