Arquitectos advierten en Mar del Plata por una caída constante en las obras desde 2017

Arquitectos advierten en Mar del Plata por una caída constante en las obras desde 2017

Así lo revelaron desde el Colegio, cuyos referentes puntualizaron que año a año se construyeron cerca de un 10% menos de metros cuadrados en Mar del Plata. 

Referentes del Colegio de Arquitectos distrito IX revelaron que se registra desde el 2017 una caída anual del 10% en la presentación de proyectos para realizar obras en Mar del Plata.

Eduardo Agüero, quien preside la entidad local, le confirmó a 0223 los números, los cuales consideró como un claro reflejo de la dura realidad que afrontó el sector a lo largo del último tiempo.

En 2017, los proyectos de obras alcanzaron los 650 mil metros cuadrados mientras que en 2018 cayeron a 590 mil metros cuadrados y en 2019 - hasta noviembre, el último mes del que constan registros - se llegaron a solicitar 517 mil metros cuadrados. "Estamos como mínimo en un 10 por ciento de merma anual en estos últimos tres años", aseguró. 

Si bien el referente del sector reconoció que también expedientes que presentan los maestros mayores de obras y los ingenieros, sostuvo que "el grueso del total de los trabajos" proviene de los arquitectos. "Hay una vinculación directa de los proyectos que visamos con lo que después se termina presentando en el Municipio", aclaró.

"Estos metros cuadrados representan todos los expedientes que pasan por el colegio para realizar una obra. Antes de ingresar al Municipio, primero el expediente debe ser visado por este colegio y en general estos metros después se vuelcan a expedientes municipales que terminan en solicitudes de construcción", explicó, sobre la dinámica del trámite administrativo.

El presidente del Colegio de Arquitectos no descartó que los registros con los que cuente la Municipalidad puedan ser aún menores por el "tiempo excesivo" que a veces se advierte entre la presentación del proyecto y el tiempo de aprobación para poder dar inicio a las tareas previstas.

"A veces se te puede ir un año en todo este trámite y entonces la situación del país puede cambiar de tal manera que al grupo inversor que presentó la iniciativa no termina haciendo la construcción porque no le conviene la ecuación económica", agregó.

De cara a este 2020, Agüero limitó sus aspiraciones a una etapa "de expectativas" al tener en cuenta que la actividad que muestra la construcción en enero "es tranquila pase lo que pase". "Este año se suma también que los períodos preeleccionarios suelen ser tranquilos y que todavía no hay una reactivación de la economía", analizó.

 "Las políticas nunca tienen un impacto en forma inmediata pero sí pasa eso con la confianza y la desconfianza, que es algo por lo que se manejan mucho los inversores. En este último período de Gobierno evidentemente hubo una desconfianza generalizada y ahora hay una parte de inversores que tienen una esperanza de cambio pero todavía esto no se ve reflejado con tanta rapidez", concluyó.

Comentá la nota