Los arcos cerrados en el 17 de Agosto, en un empate que atenta a la ilusión

Los arcos cerrados en el 17 de Agosto, en un empate que atenta a la ilusión

El elenco aurirrojo no pudo torcer la racha de cinco partidos sin ganar ayer, ante su par de Mataderos y no pudo sacar diferencias en la tabla sobre Argentinos y Colón. La próxima visitará a Aldosivi en Mar del Plata, obligado a sumar de a tres.

Boca Unidos no pudo torcer la historia ayer ante Nueva Chicago y sumó su quinto partido en forma consecutiva sin conocer la victoria, luego de empatar 0-0 en uno de los cotejos enmarcados en la 19ª fecha de la zona A del torneo de la B Nacional. Un buen marco de público llegó ayer hasta el reducto del barrio 17 de Agosto donde el Aurirrojo no gana desde el estreno de su escenario, allá en la fecha 15ª ante Ferro Carril Oeste.

El resultado de la víspera, en la balanza, le sirvió más al conjunto de Mataderos que ahora comparte la punta de la zona A con Gimnasia de Jujuy. Para Boca Unidos en tanto, el cero le dio la chance de alcanzar la línea de Colón de Santa Fe, que juega hoy, y de Argentinos Juniors, que tuvo fecha libre, por lo que se mantiene en la puja por los dos últimos escalones para llegar a Primera División, cuando faltan solo tres fechas para la finalización del certamen.

Lo hecho ayer por el conjunto que conduce Carlos Trullet no fue brillante, pero tampoco fue malo. En los primeros minutos de partidos la pasó mal ante un rival que trajo muy aceitada su propuesta de juego con un esquema defensivo, que se transformó a lo largo del compromiso casi en una muralla inviolable para el equipo correntino.

Entonces el cotejo tuvo a un Boca Unidos buscando, por todos los medios, traspasar la última línea de los de Mataderos. Y los medios fueron con la pelota a ras del piso, con la subida de los laterales y finalmente con largos pelotazos para José Sand y su tocayo Vizcarra. Así se agotaron los recursos de Trullet que con variantes y sumando gente en ofensiva no pudo torcer lo que proponían los conducidos por Omar Labruna.

El primer tiempo no dejó más que un par de situaciones en los arcos de uno y otro, la primera para la visita que intento sin éxito con un pelotazo de larga distancia de Sebastián Mattos cuando ya habían pasado los 20 minutos de la parte inicial. Boca Unidos “devolvió” por la misma vía por medio de Vizcarra pero el remate del “9” en la víspera terminó en las manos de Alejandro Sánchez. En el final la visita tuvo la más clara con una buena habilitación de Cristian Gómez para Marcos Galarza, para que el delantero saque un remate cruzado que exigió al arquero Matías Garavano.

No hubo más del primer tiempo y por ello Trullet aprovechó el entretiempo para mandar primero a Emanuel Perea a la cancha por Emanuel Dening, y luego a Diego Barrado por Guillermo Marino. Los cambios le dieron al aurirrojo mayor juego con el primero y más dinámica en el carril izquierdo con el ex-Atlético Tucumán. Boca Unidos se adueñó del campo y de la pelota, mientras Chicago esperaba replegado alguna posibilidad para salir de contragolpe. Pese a disponer de terreno y balón, el elenco correntino se repetían sus intentos chocando una y otra vez con la última línea del Torito.

Gonzalo Ríos tuvo la primera situación clara cuando aprovechó un buen pase desde el medio para sacar un remate que exigió a Sánchez. Poco y nada hubo luego en los arcos, hasta que sobre el final, a los 40, Sand falló en su tiro ante una buena reacción del arquero visitante. Así se fue el partido, y con el la ilusión de volver a sacar diferencias. Quedan tres finales, y la primera será en Mar del Plata cuando visite a Aldosivi, rival directo en la lucha.

Coment� la nota