"Con apenas el 10 por ciento, Vaca Muerta ya generó efectos positivos"

La afirmación le pertenece a Edgardo Phielipp, vicepresidente de Acipan, quien analizó el fenómeno neuquino y su repercusión en Bahía Blanca.

Allá por la década del 60, Edgardo Phielipp paseaba sus sueños por nuestra ciudad. Estudiaba Contabilidad en la Universidad Nacional del Sur, título que obtuvo en 1964.

Tras convertirse en profesional volvió a su Neuquén natal, donde hoy es vicepresidente de Acipan (Asociación del Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén).

Hoy, el yacimiento Vaca Muerta une nuevamente a Edgardo con nuestra ciudad.

“Suelo pasar por Bahía Blanca y noto progresos notables. No tengo dudas de que tiene un futuro trascendente. Mucho de ello, ligado a Vaca Muerta”, dijo en el Encuentro Anual para el Desarrollo del Comercio y Servicios, que organizó la Cámara Argentina de Comercio.

“Quienes vivimos en Neuquén visualizamos muy cerca la expansión de Vaca Muerta y los beneficios que indudablemente le traerá a todo el país”, opinó.

Y agregó: “Hay un desarrollo muy importante. El año pasado hubo una inversión cercana a los cinco mil millones de dólares y este año se superará esa cifra, siendo el principal centro de inversión del país. Y hay datos que reflejan su crecimiento: Argentina superó por primera vez la caída de la producción de hidrocarburos. Y eso se debe a Vaca Muerta”.

Phielipp mencionó que, merced a su explotación, ya comenzó a revertirse la curva de caída de producción de recursos energéticos del país.

“Lo concesionado de la totalidad de la superficie del yacimiento es del 20 por ciento. Y lo que está en proceso de explotación no llega al 50 por ciento, lo que quiere decir que con solo el 10 por ciento de Vaca Muerta ya se están produciendo estos efectos, que son importantísimos para el desarrollo de nuestro país”.

A su vez, explicó los motivos de la llegada de las inversiones a la plataforma neuquina.

“Al mantener el precio del petróleo regulado, que fue lo que sucedió en los últimos 15 años, el interés por invertir desaparece. Entonces, todas las compañías se dedican solo a extraer. De esa manera se fueron agotando todos los yacimientos convencionales y comenzaron a aparecer los no convencionales. Y la segunda explotación del mundo, combinando petróleo y gas, es la de Vaca Muerta”.

--¿Dónde piensa que impactará en Bahía Blanca?

--La importancia en Bahía redundará, fundamentalmente, en el proceso logístico de transporte. Todo el abastecimiento de insumos y maquinarias, muchas de ellas provenientes del exterior, ingresan por el puerto de Bahía Blanca”.

“También hay que tener en cuenta que el ferrocarril que va a Vaca Muerta en principio partiría de Bahía Blanca. Por lo cual se generará un corredor real, y digo real porque en Argentina venimos hablando de corredores interoceánicos desde que yo soy pequeño y nunca se cristalizan”.

“Después están los otros aspectos, como son los negocios que se generen por la explotación del gas. Y que seguramente Bahía Blanca será eje en ese tema. Tampoco podemos obviar la demanda que tiene Vaca Muerta de recursos calificados. Y en eso, las universidades bahienses, tienen una gran oportunidad”.

--¿Piensa que esta crisis que atraviesa el país retrasará el crecimiento de explotación?

--No creo que el presente económico del país interfiera con este crecimiento. La demanda energética seguirá en aumento. Por ejemplo, Chile no tiene producción propia, por lo que es un mercado que habría que aprovechar. Es un país completo que está importando gas. Además, las que se están realizando son inversiones a largo plazo.

Coment� la nota