El ajuste llega al fútbol juvenil

El ajuste llega al fútbol juvenil

En Estudiantes cada peso vale oro, por eso los refuerzos no serán estridentes y llegarán con aportes externos, las obras en el estadio seguirán pero en forma más lenta y los deportes amateur tendrán que ajustarse el cinturón. También el fútbol amateur será un área donde los números se tendrán que reducir considerablemente.

Como primera medida, la actual dirigencia decidió que sea Agustín Alayes el coordinador, luego del alejamiento de Leonardo Squadrone. No se fue a buscar otro apellido, a pesar de que había varios nombres, entre ellos Gabriel Milito. Ahora, la mira está puesta en la pensión Edgardo Prátola, en donde se alojan decenas de jugadores que llegan desde el Interior para jugar en Estudiantes. En este edificio ubicado dentro del Country y en el anexo de 467 vivieron poco más de 60 chicos durante el año. A razón de unos 9 mil pesos mensuales le cuesta al club mantener a cada jugador, entre gastos de alquiler, limpieza, cocineros, celadores y demás. Durante el año se desembolsaron 6,5 millones de pesos. La cifra, al lado de los millones que se gasta en el fútbol profesional es nada. Pero retomando el principio de la nota, en Estudiantes, ahora, cada peso vale oro, según quieren hacer notar desde la CD. Por eso, la idea de la dirigencia es que para la temporada que está por comenzar no sean muchos más de 40 los jugadores alojados. A partir de 2015, se estudiará muy bien a qué jugador darle pensión completa. Por ejemplo, en algunos clubes de elite de la Capital Federal recién a partir de la Sexta División se les abren las puertas de la pensión. En Estudiantes no van a llegar tan lejos, y mucho menos ahora que ya con edad de Pre Novena los “captadores de talentos” acercan “promesas”. Y en el Pincha hay varios de ellos, como un norteamericano que dicen, es un crack. Pero todos ellos recién tienen entre 11 y 12 años. Entonces, según se supo, en la concentración del Country y el anexo este año no habría muchos más de 40 chicos, un promedio de 5 ó 6 por división (sumando a la Pre Novena). De esta manera el club se ahorraría unos 2,1 millones de pesos al año . A varios jugadores de distintas categorías que ocupaban un lugar ya les informaron que no tendrán más espacio en la pensión. Otros, directamente, quedaron libres. Además del gasto de la pensión, todos los clubes tienen que pagar alquileres de departamentos de los jugadores que no son de La Plata o alrededores. Entonces la cifra llega a niveles lejos del alcance de la dirigencia. Llegó la hora de reducirlas. ¿QUIENES LLEGARON? La pensión es un espacio clave y estratégico del fútbol juvenil de cada club. En ese lugar se formaron, entre otros, José Sosa, Federico Fernández, Pablo Piatti, Mariano Pavone y Joaquín Correa, jugadores que años después le dejaron unos cuantos millones de dólares. Pero también pasaron otros como Luciano Vietto, que por distintos motivos no se sintieron cómodos y se fueron. Y muchísimos más que jamás llegaron a pisar la Primera División. Es más, las últimas ventas millonarias de Estudiantes tuvieron a chicos platenses, como Marcos Rojo, Jonathan Silva y Gerónimo Rulli. Del mismo modo ocurrirá con Guido Carrillo, que por ser de Magdalena no pasó por la pensión. ¿No habría que buscar más chicos de la zona? Del actual plantel los jugadores que se formaron en la pensión (en esa época existía el departamento en la calle 7) fueron, entre otros, Gastón Gil Romero, Leonardo Jara, Agustín Silva, Matías Presentado, Israel Damonte y Leandro Desábato. $9.000 Es lo que aproximadamente le sale al club cada jugador por mes. Son 6,5 millones de pesos al año. Esa cifra se reduciría en 2 millones. 40 Jugadores (con la posibilidad de cinco más) sería el límite que se pondría Estudiantes para alojar en el Country Club.

Coment� la nota