Acusaciones entre el Gobierno y el FCS por la situación del Estadio

Acusaciones entre el Gobierno y el FCS por la situación del Estadio

El FCS aseveró que el Gobierno no hizo nada para mantener el edificio. El Gobierno, por su parte, dijo que el estadio 'tiene fallas estructurales'.

La Comisión de Obras y Servicios Públicos de la Cámara de Diputados recorrió el estadio provincial Bicentenario para conocer el estado de la obra. Los legisladores decidieron asistir al lugar luego de que a la comisión ingresaran dos proyectos pidiendo informes sobre la situación del edificio y su mobiliario. Los diputados fueron recibidos por el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso, el secretario de Deportes, Maximiliano Brumec, y el equipo técnico de ambas áreas.

Durante la recorrida, hubo momentos álgidos entre los funcionarios y los diputados de la oposición. Es que tanto de un lado como del otro se echaban la culpa por el avanzado estado de deterioro que presenta la obra. Dusso solo recibió a los legisladores, dejando el recorrido del estadio a Brumec y su equipo.

Finalizado el recorrido y en diálogo con El Ancasti, la diputada y autora de los pedidos de informes, Verónica Rodríguez (FCS), acusó al Gobierno de "hacer un uso político del estadio", pues aseveró que el Ejecutivo tuvo las herramientas para exigirle a la empresa constructora de la obra, Capdevila Construcciones, que se haga cargo de las fallas estructurales, pero que no lo hizo. En ese sentido, sostuvo que la "desidia" por parte del Gobierno roza el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y que por tal situación analiza presentar una denuncia penal.

"Luego de que nos mostraron unas falencias que consideraron estructurales, consultamos qué se hizo en consecuencia, si se ejecutaron partidas o si se aplicó el fondo de reparo con la multa que se aplicó a la empresa, y no supieron contestar. Si hoy estamos en esta situación es porque no se hizo nada", dijo la legisladora, considerando como lógico que "si en 2012 no se hicieron las reparaciones ni el mantenimiento correspondiente, las falencias iban a empeorar".

Agregó que el Gobierno, conforme a la Ley de Obras Públicas, tenía las herramientas para proceder de acuerdo al caso. "En cinco años no hicieron nada. Si ellos consideraban que hay cuestiones que plantearle a la empresa deberían haber actuado en consecuencia y eso no obsta de que hayan estado inactivos tantos años", sostuvo.Recordó, además, que, al momento de asumir, la Provincia decide no aceptar la obra y multa a la empresa. La medida no se cumplió por lo que no se usó el fondo de reparo de la obra. "¿Qué pasó en ese tiempo con ese dinero?", se preguntó.

Finalmente, aseveró que desde 2012 "muchos funcionarios hicieron manifestaciones públicas pero cuando debían aplicar partidas, decretos o leyes no lo hicieron".

"Problemas estructurales"

Por su parte, Brumec aseveró que "muchos de los que pedían informes no conocían el estadio".

Seguidamente ratificó que "los informes técnicos hablan de error de planificación, mala elección de suelo, baja calidad de materiales" y que con esta visita "quedó en claro quiénes son los responsables” de la actual situación del "coloso".

"Estoy tranquilo porque los informes dejan en claro que la situación actual no tiene que ver con el mantenimiento", lanzó.

Más adelante indicó que "todo está en manos de Fiscalía de Estado y del Ministerio de Obras Públicas para que sigan las denuncias en la Justicia contra la empresa y a los que certificaron la obra". En esa línea, mencionó que se está esperando el informe final de la Universidad de Tucumán para que se tomen las medidas que corresponden.

Agregó que una vez que se resuelva el conflicto, se trabajará para que el Estadio vuelva a funcionar porque "es necesario".

"Nosotros sí queremos el Estadio pero lo que está mal está mal y estamos actuando en consecuencia", sostuvo. "Problemas en la cimentación" El fiscal de Estado, Carlos Bertorello, opinó sobre la situación del Estadio. En ese sentido, ratificó que "los problemas en la obra están en la cimentación, por lo que la mayor parte de la responsabilidad la tiene la empresa, aunque también es cierto que es igual de responsable quien se equivoca y quien no controla”.

También negó que haya falta de mantenimiento tal como lo afirman desde la oposición. "Ellos dicen que hay falta de mantenimiento, pero si los problemas están en los cimientos, no puede ser por falta de mantenimiento, sino porque se hicieron mal las cosas”, consideró.

Por último y con respecto a los pasos a seguir, comentó que "hay que esperar la auditoría que está realizando la Universidad de Tucumán".

"Lamentablemente ante cada acción que quisimos tomar nosotros, la empresa las judicializó, pero por suerte estamos llevando adelante un par de medidas que nos van a permitir avanzar”, dijo.

Coment� la nota