Zunino festejó el día del municipal

El sábado,la titular del juzgado correccional 3, Laura Pardini , absolvió a Carlos Zunino en la querella por calumnias e injurias iniciada tras una solicitada aparecida el 27 de agosto en dos medios gráficos de la ciudad.
El sábado, poco después de las 9:30, la titular del juzgado correccional 3, Laura Pardini , hizo pública la sentencia que absolvió a Carlos Zunino en la querella por calumnias e injurias iniciada, entre otros, por Miguel Amato tras una solicitada aparecida el 27 de agosto en dos medios gráficos de la ciudad.

El debate oral comenzó el lunes oportunidad en la cual la querella desistió de hacer prestar declaración testimonial a las personas propuestas como testigos. Según la estrategia de la defensa, los hechos que se le imputaban a Zunino eran probados por la mera presentación de las publicaciones en cuestión más otras notas periodísticas.

En ese jornada declararon la mayoría de los querellantes, dirigentes gremiales, empleados municipales y hasta el propio sub secretario de obras y servicios públicos, Alfredo Badano.

Durante el debate los doctores Marcelo Heredia y Manuel Capandegui –a cargo de la defensa de Zunino- buscaron demostrar no solo que Zunino no había participado en la creación del texto tildado de injurioso, sino también que él mismo no contenía ningún elemento que pudiese ser tomado como tal.

En el debate se habló más del nacimiento del grupo denominado Municipales Autoconvocados y los problemas salariales y de representatividad que existió a lo largo del año que pasó, que del hecho punible que se debatía.

Entre estos últimos ocupó un lugar importante el párrafo de aquella solicitada en la cual se hacía mención a los sabotajes acontecidos en el corralón municipal. En este sentido Badano confirmó la existencia del hallazgo de arena en el tanque de combustible de un vehículo municipal, llevó el acta notarial e informó que se había realizado el sumario administrativo pertinente.

Alegatos

Este miércoles, desde las 8:30 horas, tuvo lugar la segunda parte del debate oportunidad en la cual los abogados realizaron los alegatos.

Como es habitual en este tipo de procesos abrió la jornada el doctor Buffín quien –sin muchos fundamentos más que la solicitada cuestionada y una argumentación de la defensa- intentó sostener la acusación solicitando a la jueza la pena prevista en el código para este tipo de delitos. Haciendo hincapié en la ausencia de testimonios que los sindiquen a los querellantes como autores de los sabotajes denunciados.

Por su parte el doctor Marcelo Heredia, primero, y Manuel Capandegui, después, justificaron ampliamente los motivos por los cuales Carlos Zunino debía ser absuelto del cargo imputado.

En primer término sostuvieron el grado de importancia que tuvo el grupo querellante, “eran personas públicas”, opinó Heredia y sostuvo que la calumnia a que se hacía mención “debe ser probada y no por una interpretación forzada” y sostuvo que “solo la susceptibilidad de algunas personas puede unir la frase referida al sabotaje y a las personas señaladas”, dijo en referencia a los querellados y afirmó: “No hay ningún párrafo que pueda ser considerado injuriante”.

Luego opinó que no se había afectado “el honor de nadie: todas estas personas son honorables”.

Posteriormente destacó la inexistencia de prueba alguna que lo pueda hacer responsable a Carlos Zunino de haber escrito o hecho publicar la solicitada en cuestión. “Pero si lo hubiese hecho, sería en ejercicio del derecho de libre expresión y si hubiese una confrontación de derechos, debería ceder el derecho al honor”, afirmó el letrado.

Sentencia

La jueza anunció la lectura de la sentencia para el sábado a las 9:30. Y en ese momento, ante la presencia solamente de la parte acusada, se leyeron las poco más de 10 fojas del fallo absolutorio hacia Carlos Zunino con la obligación de pagar las costas hacia los querellantes.

Para la jueza Pardini, la acusación no logró demostrar que Zunino hubiese tenido alguna participación en la creación de la solicitada. Desacredita con fundamentos las palabras y frases señaladas como injuriosa y se detiene en la cuestión del sabotaje. “No imputa la comisión de dichos delitos a los autoconvocados, sino que por intermedio de dicha solicitada refieren a que también están en desacuerdo”, opinó la jueza.

El mismo sábado por la mañana, los querellantes fueron notificados de la sentencia condenatoria y se estarían asesorando para analizar la posibilidad de apelar la sentencia a la Cámara de Casación Penal.

Comentá la nota