Zúccaro aún no tiene el nombre del sucesor de Carlos Olivera

El mandatario esquivó las preguntas sobre quién conducirá al oficialismo en el HCD. Se especula que podría ser una mujer, aunque descartó que sea su esposa. Negó presiones a la hora del armado de la lista Z que competirá en junio.
El intendente Humberto Zúccaro reconoció ayer que aún no tiene el nombre de la persona que conducirá al oficialismo dentro del HCD, y descartó de plano que esa figura pudiera ser la de su mujer, Carmen Rodríguez, que encabeza la lista de candidatos a concejales.

Si bien la decisión corresponde al Concejo, el conductor político es el que bendice al jefe de bloque, pero hasta ayer Zúccaro jugaba a las escondidas con ese nombre, en el marco de una maniobra que realiza con frecuencia.

El único dato concreto es que sería una mujer, y en ese sentido se barajan posibilidades distintas, que van desde los nuevos concejales que ingresarán en junio a los que asumieron en el 2007.

En la mira estarían la titular del foro de seguridad de Del Viso, Liliana Alfaya, quien posee una oratoria destacable pero carece de experiencia política, menos aún para el ejercicio de cintura que requiere el manejo de un bloque como el del oficialismo.

Su nombre no apareció por generación espontánea: Ayer Zúccaro volvió a referirse a esta vecina con palabras de elogio y hasta hay quienes aseguran que la tiene en mente para ese cargo.

La segunda en la mira del titular del Ejecutivo podría ser la ex pattista y ultra Z Dora Montes, quien tiene experiencia anterior en la gestión pública y cuyo nombre circuló ayer en los pasillos oficiales.

Ayer quedó descartado Miguel Saric, un extrapartidario que también se rumoreó para esa vacante. Fue Zúccaro el que lo bajó con un solo comentario: "Miguel va al choque, no es un componedor. No sirve para ese cargo".

Pero a pesar de las insistentes preguntas de la prensa, el Intendente no quiere hablar todavía del reemplazante de Carlos Olivera, que dejará el bloque el 10 de diciembre y con él se irá la jefatura del oficialismo. Resulta evidente que el jefe comunal jugará al gato y al ratón hasta el último momento.

Picardía

En el marco de una conferencia de prensa que se produjo ayer, Zúccaro deslizó una picardía política en torno a la figura de Gustavo Trindade, un ex oficialista devenido en opositor.

El Intendente refirió a un comentario que circula desde hace un par de meses en los pasillos oficiales, que da cuenta de la supuesta condición de "delfín del oficialismo" de Trindade.

Si bien el folclorista había negado tener relaciones con el gobierno, ayer Zúccaro permitió que se colara una sutileza en este sentido. Consultado sobre el tema dijo no tener contactos con el ex director de Relaciones con la Comunidad, pero no negó mantener diálogos con él.

"¿Trindade trabaja para usted?", disparó concretamente uno de nuestros cronistas, pero como respuesta llegaron más dudas: "Averigüen ustedes, que son los periodistas", dijo el mandatario, con una amplia sonrisa.

En otro orden pero con referencias al armado de las listas del oficialismo, Zúccaro negó haber recibido presiones K para cerrar la nómina de determinada manera o incluyendo candidatos a dedo.

Según dijo, "la única presión fue cuando me jugué en serio por el senador José Molina. Lo demás es el folclore que siempre acompaña al cierre de las listas, en cualquiera de las elecciones".

Comentá la nota