Zúccaro retoma funciones con cambios en el gabinete

Habrá cambios en algunas Direcciones y se crearía una nueva subsecretaria de Planificación Estratégica. Las modificaciones se oficializarán el lunes que viene. Además, seguridad y educación, los temas que están al tope de la agenda del jefe comunal.
El próximo lunes 18 de enero el intendente Humberto Zúccaro oficializará una serie de cambios que, como ocurre cada vez que retorna de sus vacaciones, imprimirá en la administración comunal con el objeto de darle más "capacidad de respuesta" a la gestión.

Una de las modificaciones que emprendería el Jefe Comunal sería la de poner en la Dirección de Relaciones con la Comunidad al ex concejal oficialista Héctor Carrión, protagonista el año pasado de un duro enfrentamiento con Zúccaro (con acusaciones de venta de terrenos fiscales en el medio) que luego fue zanjeado. El polifuncional Agustín Castillo, actual titular de la dependencia en la que recaería Carrión, iría a ocupar una subsecretaría de planificación estratégica, una oficina de objetivos y alcances, por ahora, poco claros.

Tal como adelantara Pilar de Todos, el lunes que viene se oficializarían el retorno a la función pública de Graciela Odato, una histórica del zuccarismo que volvería luego de un alejamiento suscitado tras algunos chispazos con el entorno más cercano del jefe comunal.

Odato, quien ocupaba la Secretaría Privada, ahora tendrá sus oficinas lejos del edificio de Rivadavia 660: dirigirá la Dirección de Política Institucional, en una casa alquilada sobre la calle Ituzaingó. La cartera, que inauguró el ex senador provincial y ahora ministro de Medio Ambiente, José Molina, y que estaba en manos de Alberto "Beto" Giesi, funciona como filtro y colador de aquellos que pretenden buscar soluciones golpeando la puerta del despacho de Zúccaro. Primero se soluciona en Política Institucional, o en las áreas a las que se deriven esos conflictos. Los que llegan directamente a Zúccaro son pocos.

Además, Zúccaro analizaría modificaciones en el área de Salud, una de las más críticas y sensibles de la gestión. También comenzó a sonar un rumor, que por ahora no sale de ese calificativo, que Zúccaro estaría mirando el área de Comunicaciones con ganas de mover algunas fichas.

La agenda

Desde ayer, cuando retomó la función, y en los próximas semanas Zúccaro tendrá al tope de la agenda a dos de las cuestiones que más prioriza: educación y seguridad.

Por un lado tendrá que terminar de cerrar el proceso licitatorio (se lanzó el 29 de diciembre) para colocar medio centenar de cámaras de vigilancia en sectores estratégicos de los centros urbanos de las localidades. Un reclamo que los Foros de Seguridad pretenden que se acelere y esté listo en marzo. Los tiempos parecería que se estirarán un poco más.

Y por el otro, el jefe comunal también mirará de reojo el calendario, ya que en el primer trimestre de este año deberán ponerse en funcionamiento una serie de acuerdos con la Universidad de Buenos Aires, que traerán a Pilar la Facultad de Ciencias Económicas (funcionará en el edificio del ex Instituto Pellegrini, con una inversión hasta ahora netamente local de 3 millones de pesos), y los CBC de Derecho y Veterinaria, con la posibilidad de que desde el 2011 lleguen esas carreras completas.

Comentá la nota