Zúccaro aceptará los cambios propuestos por la oposición

Señaló que la ordenanza saldrá por consenso y que en el 2011 se encararán modificaciones más profundas. Unión Pro y la Coalición Cívica habían realizado sugerencias.
Pocas horas después que concejales opositores solicitaran algunas modificaciones al proyecto oficial de reforma tributaria que el Ejecutivo espera ver aprobado el próximo 9 de noviembre, el intendente Humberto Zúccaro aseguró ayer que aceptará las sugerencias planteadas por ediles de la Coalición Cívica y de Unión Pro para que la ordenanza salga por consenso.

Esas declaraciones del jefe comunal fueron formuladas ayer en el barrio Toro de Presidente Derqui durante la inauguración de un centro de desarrollo integral. Allí también el mandatario local adelantó, aunque sin dar mayores precisiones, que las modificaciones que se introducirán en la ordenanza fiscal del 2010 serán sólo un anticipo de los cambios más profundos que se propondrán para el 2011.

"Todo lo que pida la oposición será consensuado y tiene mi visto bueno. Yo no hice un aumento de tasas, es una actitud dentro de la democracia aceptar lo que hace la oposición, estamos en un plan integral y tendremos que trabajar para el 2011 en un proyecto fiscal como Pilar se merece", sostuvo el intendente.

Por su parte, la concejal de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli le explicó ayer a El Diario que no puede acompañar un proyecto que establece actualizaciones en algunas tasas de hasta un 300% por encima de su valor actual sin que se brinden en el texto del proyecto cuáles serán los montos específicos de cada tributo.

"El proyecto fija un tope máximo de actualización, pero dentro de ese parámetro el monto que se fije de acuerdo al texto original de la iniciativa queda a criterio de los funcionarios de turno. Nosotros no podemos darle esa facultad a los funcionarios, queremos que se establezcan montos fijos para cada caso en particular", aclaró la edil.

Un argumento similar planteó el concejal Diego Ranieli de Unión Pro, aunque el opositor agregó también que, si bien el gobierno insiste en que esta reforma no implica un aumento de tasas, en algunos casos sí se producirán subas importantes.

Esas divergencias fueron planteadas el pasado jueves por la noche durante la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Concejo Deliberante, de la que participó también el secretario de Gobierno de la Comuna, Ricardo Male, e integrantes de la cartera económica municipal. No obstante, Zúccaro dejó ayer en claro que dará lugar a las propuestas vertidas por la oposición.

El miércoles próximo tendrá lugar una nueva reunión de comisión, a la que se sumarán también los integrantes de la Asamblea de Mayores Contribuyentes. En tanto, se prevé que la sesión destinada a aprobar el proyecto se desarrollará el lunes 9 de noviembre.

La reforma

Entre las mayores novedades que introducirá la reforma está la tasa al cableado. A partir de su aprobación, las distribuidoras de servicios como televisión por cable, telefonía el 1% del monto facturado en forma anual, en tanto que la distribuidora eléctrica Edenor tendrá que pagar 4 pesos por cada los poste que tiene en el distrito.

También se creará una contribución educativa que se usará para financiar el funcionamiento de la universidad pública que comenzará a dictar clases desde el 2010 en el edificio del Carlos Pellegrini.

El gobierno espera recaudar sólo con este tributo unos 300 mil pesos al mes. El monto oscilará entre los 3 y los 10 pesos bimestrales para contribuyentes domiciliarios y llegará hasta los 150 para comercios y empresas, salvo los híper, que pagarán unos 1.000. Ese fondo se usará también para el otorgamiento de becas a estudiantes de bajos recursos.

A su vez, el presidente del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, Carlos Olivera, había señalado también que otra de las innovaciones de la reforma tributaria que impulsa el gobierno será una penalidad para los que abonen fuera de término la tasa de Seguridad e Higiene.

"La ordenanza no es una reforma fiscal, son modificaciones y actualizaciones en algunos puntos que quedaron desfasados en el tiempo. Por ejemplo, el tributo de Seguridad e Higiene no tiene aumento, lo que sí se le agrega es una penalidad. Para el que pague en término sigue siendo la misma tasa, y para el que no se le agrega una penalidad de un punto más", explicó el concejal.

Cena aniversario

Esta noche, la cámara de comercio de Pilar (SCIPA) llevará a cabo su tradicional cena aniversario para celebrar el cumpleaños número 63 de la entidad. La conmemoración se llevará a cabo en la Asociación Italiana ubicada en Pedro Lagrave y Bataglia, a partir de las 21,30. Habrá un show musical, sorteos y baile. El costo de la tarjeta es de 80 pesos.

Comentá la nota