La zona desfavorable, factor para tener plata nacional

El gobierno de Felipe Sapag la modificó (bajándola a la mitad) por la caída en regalías en la década pasada. Ahora, otra vez el gobierno recurre a la zona desfavorable, pero esta vez pidiendo “borrarla” del salario mínimo, para poder acceder al financiamiento educativo del Estado nacional.

El gobierno de Jorge Sapag no ceja en su empeño de conseguir que el gobierno nacional contribuya con dinero para evaluar respuestas a –entre otras cosas- la demanda salarial de los estatales, y particularmente de los docentes.

Según informó el ministro Jorge Tobares, principal negociador con el gremio ATEN, se ha pedido concretamente una modificación de la reglamentación de la ley de financiamiento educativo, para que las provincias patagónicas puedan integrar el fondo compensador, y recibir partidas que actualmente no reciben.

Lo que Neuquén pretende es que se interprete la ley de financiamiento de otra manera, para que el 40 por ciento que se paga por zona desfavorable no sea considerado como parte del salario mínimo.

Según Tobares, esto permitiría a las provincias patagónicas “pasar a integrar el fondo compensador y de esta forma retener un financiamiento extra, que nos permita atender puntualmente el reclamo de recomposición salarial del sector docente”.

En la actualidad ninguna de las provincias de la región patagónica percibe el fondo de financiamiento que equilibra los sueldos de las jurisdicciones provinciales a la vez que apuntala la masa salarial presupuestaria destinada a Educación.

“Nación conoce la realidad no sólo de la provincia de Neuquén sino también del resto de las provincias patagónicas y de muchas provincias que tienen un contexto parecido”, indicó Tobares y recordó que en Río Negro se está trabajando en idéntico sentido.

Estimó que una respuesta positiva a este pedido que fue también oportunamente presentado el año pasado “no necesitaría de una modificación de la Ley”.

“Creemos que puede resolverse con una simple norma de interpretación que aclare que el 40 por ciento no compone el salario mínimo, y con eso sería suficiente. Sería interpretar el sentido de alcance y qué rubros componen el salario mínimo y cuáles no”, dijo.

Puntualizó que el 40 por ciento de zona fría “inicialmente se otorgó por las características de la zona patagónica respecto de la distancia y los costos de vida. Pretendemos que ese componente se tenga en cuenta en toda su dimensión, para poder recibir un financiamiento extra que en este caso Neuquén y las provincias patagónicas no tienen”.

Comentá la nota