Con o sin Zinn: Terapia funciona

Pese a la frustrada visita del ministro de Salud de la Provincia doctor Claudio Zinn- que probablemente se concrete durante esta semana-, las gestiones y las soluciones tras el siniestro que destruyó la terapia Intensiva del Hospital se fueron concretando.
Aún con versiones alarmistas de quienes, seguramente por cuestiones políticas, buscaban culpables antes que soluciones que eran el eje de la cuestión sanitaria. A las pocas horas del incendio ya funcionaba una terapia de alternativa con los elementos esenciales aunque en uno de los dos quirófanos. Esta situación, que obviamente no es la mejor, daba al menos solución a las emergencias, a tal punto que desde el sábado- fecha en que ocurrió el incendio-, hasta el día de la fecha varios fueron los pacientes que pasaron por el servicio sin mayores inconvenientes.

Hay menos camas disponibles y que los movimientos no son los más cómodos, pero el servicio se prestó.

Ayer, el Director del Hospital, doctor Leonardo Giorgi- que trabajó denodadamente junto al co-director Gonzalo Alonso y a todo el personal del centro - informó que llegó un respirador microprocesado parecido a uno de los dañados por calor y que fuera prometido por el Director de Emergencias Sanitarias de la provincia, doctor Adrián Tarditti.

El respirador es uno de los elementos indispensables para cuadros de deficiencias respiratorias agudas y fue logrado gracias a una rápida gestión y, quizás con la visita de Zinn, la situación vaya retornando a la normalidad.

Quedan temas para reflexionar: la responsabilidad de quien o quienes debieron estar alertas ante un posible siniestro como el ocurrido- sin descartar que hubiera podido haber intencionalidad o negligencia-, y el estudio de instalación de sistemas de seguridad que den la alarma en caso como este.

Comentá la nota