Zelaya viaja a la frontera de su país y desafía a los militares a que le disparen

El presidente depuesto de Honduras adelantó que irá a Nicaragua con "la idea de cruzar" a su país. "A ver si esos militares se atreven a dispararme y a disparar contra su pueblo", afirmó
El presidente depuesto de Honudras, Manuel Zelaya, aseguró que el Acuerdo de San José, presentado por su homólogo costarricense, Oscar Arias, fracasó, por lo que en las próximas horas irá a la frontera para "dialogar con mi pueblo". Además, Zelaya adelantó que "pedirá a la comunidad internacional que aumente las medidas de presión contra los golpistas".

"Ha finalizado la mediación y el acuerdo ha fracasado. El derecho de volver a Honduras no me lo pueden negar, mi familia tiene centurias de trabajar en Honduras y además tengo un mandato del pueblo que nadie me lo puede negar", dijo en una entrevista con la cadena multiestatal Telesur.

Sobre Arias y su mediación, Zelaya dijo que fue "positivo su esfuerzo, su buena voluntad", y detalló que si el tratado naufragó fue porque "la propuesta fue aceptada por nosotros en nuestro afán de ser tolerantes y demostrar que no es por nuestras posiciones sino que no hay acuerdo por este grupo golpista".

El presidente depuesto anunció que este jueves se trasladará desde Managua, hasta tres municipios fronterizos con Honduras, aunque no quiso dar precisiones "por cuestiones de seguridad". "Voy a llegar hasta allí a hablar con mi pueblo, y a ver si esos militares se atreven a dispararme y a disparar contra su pueblo", afirmó.

Sobre la posibilidad de entrar al país, el presidente hondureño no dio precisiones aunque adelantó que "si algo me llega a pasar, si me matan, hago responsable al general Romeo Vázquez Velázquez". "Hago responsable a ese señor que fue quien ordenó el operativo que me sacó a los tiros de mi casas en la madrugada del 28 de junio", agregó.

Zelaya agradeció nuevamente la condena internacional que reciben los golpistas, y volvió a pedir que "se intensifique la presión sobre el régimen de facto". "Estoy seguro, porque he hablado con algunos de los oficiales, que son muchos los militares que no están de acuerdo con el golpe pero que tienen miedo de ser fusilados por los mandos golpsitas", relató.

Tras considerar "una burla a Arias, a la OEA y la ONU, las declaraciones de los representantes del gobierno de facto sobre que Roberto Micheletti iba a 'analizar la nueva propuesta de Arias'", el presidente Zelaya reiteró que viajará en las próximas horas hacia la frontera y que "la idea es cruzar".

Comentá la nota