Zelaya rechazó propuesta de Micheletti y no hay solución para la crisis hondureña

El gobierno provisional le ofreció al presidente depuesto poner en consideración de la Corte Suprema su vuelta al poder, pero la contrapropuesta es que sea el Congreso el que analice esa posibilidad
El derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya rechazó este viernes la propuesta del gobernante de facto Roberto Micheletti en cuanto a que sea la Corte Suprema de Justicia quien determine si procede o no su restitución en el cargo.

Víctor Meza, ministro de Gobernación (Interior) y jefe del equipo negociador de Zelaya, dijo a la prensa que la propuesta recibida por Micheletti es "absolutamente inaceptable". Zelaya propuso que el tema de su regreso al poder sea analizado y votado por el Congreso Nacional (parlamento unicameral), mientras sus adversarios buscaban que fuese el Poder Judicial.

Las dos partes no lograron salir de sus puntos de vista, pero aclararon que el diálogo continúa. "El diálogo sigue vigente y tenemos optimismo" afirmó la jefa de los negociadores de Micheletti, Vilma Morales, quien indicó que deben estudiar la actual situación.

Por su lado, Arturo Corrales, del equipo de Micheletti, dijo que continuarán el "fin de semana", pero variarán "el mecanismo de comunicación", aludiendo que no sostendrán sesiones conjuntas en el hotel, sino que se comunicarán por otras vías.

Mientras, el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA), John Biehl, afirmó que los dos equipos regresarán a la mesa de negociaciones el lunes próximo.

El ministro de la Presidencia del gobierno de facto, Rafael Pineda Ponce, explicó que el gobierno hizo la propuesta, porque fue el poder Judicial quien ordenó la captura de Zelaya. La crisis política hondureña se originó cuando el pasado 28 de junio comandos militares arrestaron a Zelaya, por órdenes de los tribunales, y luego lo expulsaron a Costa Rica.

La comunidad internacional lo calificó golpe de Estado y exige el regreso de Zelaya al poder. El mismo Zelaya retornó en forma clandestina a su país el 21 de septiembre y desde entonces se encuentra alojado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Comentá la nota