Zelaya debe dejar la embajada en enero

El hondureño iria mañana a dominicana.
El derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, deberá abandonar la embajada brasileña en Tegucigalpa el 27 de enero, cuando concluye su truncado mandato constitucional, informó ayer un diplomático brasileño. Mientras, República Dominicana anunció que Zelaya llegaría mañana a Santo Domingo para reunirse con el mandatario electo de Honduras, Porfirio Lobo.

Zelaya "tiene conciencia de que debe salir el 27 de enero, al terminar su mandato, debe buscar otro destino", informó el encargado de negocios de la embajada de Brasil en la capital hondureña, Francisco Catunda, a la TV Globo. El derrocado líder se instaló allí el 21 de septiembre cuando volvió en secreto a su país, casi tres meses después del golpe del 28 de junio.

Más tarde, una fuente de la cancillería brasileña desmintió haber puesto ese plazo y dijo que hubo un "error de interpretación". Pero el líder depuesto confirmó al canal Globo que quiere irse. "La posición mía es salir lo más pronto posible, lógicamente con respaldo del gobierno de Brasil", declaró.

El presidente brasileño, Lula da Silva estaba ayer en Lima para una reunión con su par peruano Alan García. Juntos condenaron en un comunicado "la inaceptable negativa, por las autoridades de facto de Honduras en completo desafío al derecho internacional, de conceder el salvoconducto para la salida del presidente constitucional José Manuel Zelaya a México".

El miércoles, México intentó sacar a Zelaya de Honduras, pero el gobierno de facto se opuso porque las autoridades mexicanas le dieron el título de "presidente" en el papeleo diplomático.

El presidente dominicano, Leonel Fernández, dijo que se reunirá con Zelaya mañana en Santo Domingo, donde el lunes se produciría el primer encuentro con Lobo, para "contribuir a la superación"de la crisis" en Honduras. Allegados a Zelaya no confirmaron ni desmintieron esta información.

Comentá la nota