Zelaya anticipó que rechazará cualquier tipo de acuerdo con Micheletti para volver al poder

El depuesto presidente de Honduras ahora radicalizó su postura y aseguró que impugnará los resultados del proceso electoral propuesto por el gobierno de facto. "Yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia de la república para encubrir este golpe de Estado", dijo
El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, dijo el sábado que rechazará cualquier acuerdo de vuelta al poder en el país y que impugnará los resultados de unas elecciones presidenciales pautadas para finales del mes. Zelaya dijo en un mensaje desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde está refugiado desde hace más de un mes, que el proceso electoral que impulsa el Gobierno de facto de Roberto Micheletti para darle una salida a la crisis política no garantiza la participación y es ilegal.

Leyendo una carta dirigida al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, Zelaya dijo que "reafirmo mi decisión, que a partir de esta fecha, cualquiera que fuera el caso, yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia de la república para encubrir este golpe de Estado".

Añadió que "bajo estas condiciones no podemos respaldarla (la elección). Procederemos a impugnarla legalmente en nombre de millares de hondureños y de cientos de candidatos que sienten que esta competencia es desigual". El miércoles, la Corte Suprema de Honduras pospuso una opinión acerca de si Zelaya debe volver al poder, un paso importante dentro de un acuerdo entre los campos de Zelaya y Micheletti que incluye una votación en el Congreso para determinar si el presidente debe ser restituido.

Zelaya, quien fue sacado del poder a punta de pistola el 28 de junio, es reconocido como presidente de Honduras por la comunidad internacional, y la Organización de Estados Americanos (OEA) ha dicho que no reconocerá el resultado de los comicios del 29 de noviembre si no es restituido.

Comentá la nota