Zapatero, en la mira de los antiabortistas

Marcharán hoy en protesta por un proyecto que amplía la posibilidad de interrumpir el embarazo
MADRID.- Los detractores del proyecto de ley oficial de "aborto libre" buscarán dar hoy el primer gran golpe en su lucha contra el gobierno español encabezado por el presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero.

Un heterogéneo grupo de más de 100 entidades y personalidades pro vida, entre los que se destacan científicos, intelectuales y políticos, marchará a partir del mediodía por el centro de Madrid y otras grandes ciudades españolas con el objetivo de sumar voluntades para anular la propuesta de ampliar la actual ley del aborto, vigente desde 1985.

En Madrid se desplegarán varios carteles gigantescos de 12 metros cada uno con las frases "No existe el derecho a matar, existe el Derecho a Vivir" y "Mujer sí, aborto no", entre otras.

La intención de los organizadores de la manifestación, que prevé convocar a unas 100.000 personas, es formar una "ola roja" de un fuerte valor simbólico "en apoyo a los niños por nacer", según afirmaron los voceros de las agrupaciones locales Derecho a Vivir, Hazte Oír, Médicos por la Vida y Provida Madrid.

La protesta se produce en medio de una encarnizada polémica en torno del aborto. El debate se reavivó tras el reciente anuncio del gobierno de que impulsará una normativa que autoriza a las adolescentes mayores de 16 años a interrumpir el embarazo sin autorización de sus padres.

En los últimos días, la Iglesia Católica lanzó una campaña publicitaria que despertó polémica y en la que afirma que el gobierno protege más a los linces (se prevén penas de prisión para los que atenten contra la fauna protegida) que a los niños por nacer. Lo hizo colocando pósters en la vía pública en los que se puede ver la foto de un lince con un cartel que dice "protegido" al lado de la de un bebe con la leyenda: "¿Y yo?... Protege mi vida".

También recibió una amplia cobertura de los medios españoles la protesta de los padres de alumnos de un colegio religioso con subvención estatal, que exhibió a los adolescentes un video educativo con impactantes imágenes de fetos desmembrados por la práctica de abortos.

Por su parte, la impulsora del proyecto, la ministra de Igualdad Bibiana Aído, dijo que no aceptará posturas basadas en el "fundamentalismo", en una declaración que pareció apuntar a la Iglesia y al opositor Partido Popular (PP, derecha).

Ese mismo término ha sido utilizado hasta el cansancio por diversas agrupaciones feministas locales, que acusaron a la jerarquía de la Iglesia Católica de "partido extraparlamentario y fundamentalista".

"No se trata de una ley del aborto, sino de un complemento que garantiza la despenalización vigente en España desde hace 25 años", dijo la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, al defender la reforma impulsada por Aído.

Comentá la nota