Zapatero, firme en la lucha contra la insurgencia

Se reunió ayer con Obama en Washington
WASHINGTON.- En su primer encuentro con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó ayer el "firme y sólido" compromiso de España en Afganistán, y se manifestó dispuesto a hacer "el máximo esfuerzo" para apoyar a Estados Unidos en el conflicto.

Con la reunión de ayer quedó formalizado el giro de las relaciones entre España y Estados Unidos, salpicadas de desencuentros desde que en 2004 Zapatero ordenó la retirada de las tropas españolas de Irak.

Tras el encuentro, Obama destacó la "amistad firme" entre los dos países y agradeció la ayuda española en la reconstrucción de Afganistán.

Zapatero dijo que la de ayer fue una "intensa jornada de diálogo y trabajo, provechosa para la seguridad y para las relaciones entre Estados Unidos y España", que tienen un campo de trabajo en común "con grandes posibilidades de futuro".

En el área de defensa, Zapatero ratificó el compromiso "firme y sólido" de España en Afganistán.

El mandatario socialista no especificó si enviará más guardias civiles a la zona, pero sí señaló que había comentado con Obama la "brillante trayectoria" de estos agentes en la formación de las fuerzas de seguridad afganas y afirmó que España "siempre" está dispuesta a hacer el máximo esfuerzo en esa tarea.

A su juicio, "garantizar la estabilidad y la seguridad y aislar a los talibanes es una tarea fundamental para el futuro del pueblo afgano y para la lucha contra el terrorismo".

Sin embargo, no confirmó a cuántos prisioneros de Guantánamo está dispuesto a aceptar en su país, pero afirmó que su compromiso de ayudar a la administración estadounidense en el cierre del centro de detención es "firme". Obama y Zapatero también hablaron sobre el proceso de paz en Medio Oriente y sobre la crisis económica.

Comentá la nota