Zapala: sigue la tensión

Zapala > Los manifestantes de esta ciudad enrolados en ATE y CTA -que se bajaron de la Ruta Nacional 22 el pasado miércoles luego de ser notificados de la orden emanada de la Justicia para desalojar la ruta- anunciaron ayer que se encuentran «al límite de los reclamos» y alertaron que «continúa la tensión».
«Estamos al límite de nuestros reclamos y no queremos llegar al límite de la medida gremial, es decir a la represión de los manifestantes. Estamos en un momento de tensión. Todavía no hay respuestas y pedimos a la sociedad y a los medios radiales no inciten a la violencia. Hay empresarios que, lejos de traer propuestas o soluciones, echan más leña al fuego al ver afectados sus intereses», aseguró el dirigente gremial de ATE Juan Pelayes. Además, reclamó también en su discurso la presencia de funcionarios de la ciudad que se apersonan en otros cortes y que respaldan a otros sectores otorgándoles la adjudicación de obras para Zapala.

«Este es un conflicto que está en la puerta de Zapala y no se ha acercado ningún político y nos preocupan las divisiones que generan al respaldar a otros sectores. Las obras públicas que estarían por llegar a nuestra ciudad ya tienen nombre y apellido y sabemos a quiénes se las van a dar las autoridades de Zapala», dijo.

Actas

La presencia del Ministro César Pérez en la ciudad en pleno momento de tensión, molestó a los manifestantes y dirigentes que aseguraron eran acciones «incoherentes» del Gobierno.

«Todo esto se resuelve con plata. Hay grupos aquí que se les debe más de tres meses de salario. Entonces, que nos pidan retirarnos de la ruta con estos problemas es una incoherencia. Se firmaron actas y no han sido cumplidas. Muchas de estas actas tienen que ver con el ministro Pérez y el ministro Tobares», explicó.

Los dirigentes de ATE y CTA aseguraron ayer si no hay avances hoy en la mesa de negociación, optarían por llevar adelante medidas de confrontación. En tanto, ratificaron la presencia de los manifestantes al costado de la ruta a pesar de las inclemencias del tiempo.

Comentá la nota