Zanola dijo que no tiene miedo y reafirmó su inocencia

El secretario general de la Asociación Bancaria, Juan José Zanola aseguró que no tiene "miedo de ir preso" y que tiene "la conciencia tranquila", tras la confirmación de la citación de la Justicia en la causa que investiga la adulteración de medicamentos en la obra social bancaria.
"Estoy dispuesto a ponerme a disposición de la justicia" afirmó Zanola esta mañana en conferencia de prensa en la sede que el sindicato bancario tiene en Sarmiento al 300 al afirmar que no tiene "ninguna responsabilidad con respecto a ningún remedio adulterado", en el marco de la causa que investiga el juez federal Norberto Oyarbide por falsificación, adulteración y venta de medicamentos a la obra social de los bancarios.

"Soy inocente porque nunca pude estar en una canallada de esa naturaleza", calificó Zanola y consideró que "para opinar sobre las muertes hay que estudiar cada historia clínica" de los afiliados que consumieron la medicación supuestamente adulterada.

Zanola reiteró que sus abogados recusaron al juez por prejuzgamiento "porque muchas de sus imputaciones han hecho de esto un juego mediático" y vinculó la medida a "una interna gremial que busca poder y quedarse con la "bancaria"".

En ese sentido, Zanola se mostró sorprendido por la trascendencia que tomó la causa judicial a días de realizarse las elecciones en el gremio bancario y vinculó la repercusión mediática con la interna gremial, acusando "a la lista 9", aunque luego señaló que "no ando en caza de brujas".

"Es un tema que viene de 2007 por una causa que inició la misma obra social y salta recién ahora", indicó al tiempo que dijo desconocer "quien me puede perjudicar".

Aclaró que "hoy no tiene nombres", pero si los tiene cuando vaya a declarar al juzgado "se los daré al juez" Oyarbide, quien ayer consideró que Zanola "está altamente comprometido por las pruebas" que lo incriminan.

Sobre la droguería San Javier, manejada por Néstor Lorenzo, Zanola dijo que "fue un prestador más de la obra social", aunque admitió que no pone "las manos en el fuego por Lorenzo".

Ante la consulta periodística, desmintió conocer a Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, asesinados en General Rodríguez el año pasado, caso que descubrió una red ilegal de tráfico de efedrina y venta de medicamentos truchos.

Asimismo, indicó que el titular de la CGT, Hugo Moyano, se encuentra "muy preocupado" por el tema, tras haber mantenido con él una conversación telefónica.

Comentá la nota