Zanola dejó una deuda de $ 400 millones

Zanola dejó una deuda de $ 400 millones
El interventor, Pedro Ferrara, dijo que se encontró con una "administración anárquica". Hay dos mil acreedores y servicios interrumpidos desde hace más de dos años por falta de pago. El caso, a la Justicia.
La intervención oficial sobre la Asociación Bancaria se presentó en concurso de acreedores para manejar una deuda estimada en 400 millones de pesos. La información fue confirmada a Crítica de la Argentina por el interventor, Pedro Ferrara, quien acusó al jefe del sindicato y ex presidente de la obra social (OSBA), Juan José Zanola, de haber mantenido "una administración anárquica" al frente de la institución. El directivo denunció, además, que, desde que asumió su cargo, dos meses atrás, depuró del padrón de afiliados "a unos 50 mil" inscriptos sobre un total de 175 mil.

"Desde que llegamos a la obra social, nos encontramos con un desorden administrativo importantísimo, anárquico, una deuda estimada en $ 400 millones que reconoció el propio contador de Zanola y una serie inconmensurable de juicios en contra", explicó Ferrara. El directivo dijo que el propósito del concurso será determinar "con precisión cuál es el número final de la deuda", que los acreedores ratifiquen su condición de tales ante la Justicia y retomar las prestaciones que en la actualidad están suspendidas por falta de pago.

El Gobierno intervino el 14 de septiembre pasado la OSBA ante un pedido en esa línea del juez federal Norberto Oyarbide, a cargo de la causa en la que se investiga la provisión de medicamentos truchos a las obras sociales por parte de droguerías ligadas al empresario Néstor Lorenzo. El interventor designado es un oncólogo e hijo de Floreal Ferrara, ex ministro de Salud bonaerense. El funcionario admitió que la obra social del sindicato bancario "tiene unos 2.000 acreedores" y agregó que "hay lugares del país donde no se prestan servicios hace dos años por las deudas". Respecto del personal de OSBA, dijo que "hay 1.800 empleados en todo el país", de los cuales 1.300 se desempeñan en la Policlínica Bancaria, otros 250 en la sede de la obra social y el resto en el interior. "Los salarios están al día, pero se deben varios períodos de cargas sociales, como mínimo entre seis y ocho meses", sinceró.

El pedido de concurso recayó en el juzgado Comercial Nº 11, a cargo de María Gabriela Vasallo. La magistrada recibirá la semana próxima documentación enviada por la intervención para incorporar al expediente. Entre los causales que planteó Ferrara en el escrito para el concurso figuran: "La reducción de las contribuciones de los empleadores y de los ingresos de los trabajadores; la modificación de las condiciones generales del empleo; la crisis de diciembre de 2001 y la consecuente devaluación del peso, y la implantación de nuevas obligaciones relativas a la atención de los servicios de salud".

Ferrara explicó que, para restablecer algunos servicios, su gestión resolvió "pagar las prestaciones por adelantado", para lo cual recibió préstamos de fondos "del PAMI y de la Administración de Programas Especiales".

Entre las irregularidades detectadas en sus dos meses de gestión, Ferrara mencionó "muchísimos prestadores que no tenían contratos firmados" y el compromiso de pagos de algunas deudas "a diez años de plazo" a instancias del fideicomiso que creó La Bancaria a partir de una autorización judicial y a pesar de la oposición del Estado.

Comentá la nota