Zanola no aportó pruebas ante las denuncias

Juan José Zanola, secretario general del gremio La Bancaria, tuvo una semana agitada. Luego de que PERFIL publicara las denuncias contra la obra social de su sindicato por el presunto suministro de medicación adulterada a enfermos de cáncer y cardíacos, el sindicalista rechazó una entrevista con este diario a través de su secretario de prensa y difusión, Eduardo Berrozpe. El propio Berrozpe pareció tomar su lugar el jueves en una charla en la redacción de PERFIL para que este diario escuchara la versión de Zanola. Pero el día de la cita, éste decidió solamente presentar dos cartas refutando la investigación publicada, que fueron recibidas en mano por el editor responsable de esta editorial.
Ayer, el secretario ofreció una conferencia de prensa para anunciar que había pedido el derecho a réplica en PERFIL, antes de que este diario sea publicado. A su término, Zanola invitó a unas 40 personas, que serían personal médico de la obra social y del Policlínico Bancario –que se encuentra en estado de déficit y tiene numerosos pedidos de quiebra, más una deuda de 350 millones de pesos, según los denunciantes–, a un almuerzo en el restaurante Rodizio de Costanera Norte.

La única documentación que Zanola pone al alcance de PERFIL son las actas y grabaciones del Congreso del 24 de octubre de 2007 donde se expulsa a Hugo Dessal, secretario de Administración de La Bancaria hasta ese día. Dessal es uno de los entrevistados que reveló las denuncias a la obra social por presunta medicación trucha y por el estado de inasistencia a los pacientes. Sin embargo, ni Zanola ni ninguna autoridad de la obra social o el Policlínico facilitaron documentación que contradiga la documentación a la que accedió PERFIL, y que sustentan las denuncias.

Durante la semana también aparecieron en la vía pública afiches que hacen referencia a la publicación de PERFIL, aunque con un sentido muy ambiguo.

Réplica del sindicalista y del jefe del POBA

El director médico del Policlínico Bancario, Jorge Fainstein, escribió en su carta a PERFIL. "No he recibido queja alguna de ninguno de nuestros profesionales de la calidad de los medicamentos que se utilizan en el mismo."

"He podido revisar las órdenes de compra y los remitos de dichos medicamentos para nuestra farmacia hospitalaria o farmacia de internados, y ni una sola de ellas está relacionada con alguna de las droguerías mencionadas."

"La empresa Nos.Sal S.A., cuya red de prestadores atiende afiliados de la obra social en el interior del país, no tiene injerencia alguna en la gestión del Policlínico Bancario."

"En cuanto a la supuesta falta de sangre, debo decir que como en todos los nosocomios, ante la presencia de la gripe A, disminuyeron las cirugías programadas."

"La licenciada Paula Aballay, quien cumple funciones en la sede central de la obra social como gerente de Atención al Beneficiario, atiende reclamos de los mismos a través del personal a cargo del POBA todas las mañanas, lo que no implica que ejerza la dirección del mismo."

Por su parte, Juan José Zanola escribió: "En horas de la noche del día viernes 7 de agosto, cuando había ya terminado la jornada institucional de la Asociación Bancaria, una persona que dijo ser periodista de ese diario, por vía telefónica y que quedó en volver a comunicarse esa misma noche, aunque recién lo hizo pasado el mediodía del sábado, tomó contacto con un representante del sindicato, y haciendo alusión a que se publicaría dicho artículo, rechazó la propuesta –por imposibilidad material de hacerlo en ese momento– de escuchar nuestra información el día lunes."

"El señor Dessal no fue excluido por mí del sindicato, sino que su expulsión y desafiliación fue resuelta por el voto mayoritario del Congreso Extraordinario del Gremio, realizado el pasado 24 de octubre de 2007, en el cual el propio Dessal, reconociendo sus gravísimas faltas gremiales –no explica cuáles– y pidiendo disculpas por ello, votó por la revocatoria del cargo que hasta ese momento ostentaba.".

"En el año 1997, cuando en forma arbitraria del Instituto de Servicios Sociales Bancarios fue liquidado y el sindicato debió hacerse cargo de la institución cuya creación el gobierno de Menem impuso; es decir, OSBA Solidaridad, no es cierto que ésta no tuviera deuda alguna, pues el Estado exigió que absorbiera el pasivo del llamado ISSB, asumiendo un importante pasivo que, a la fecha, todavía pesa sobre la institución. No puede desconocerse so pena de notoria y contumaz falsedad, que el desequilibrio financiero de la Obra Social Bancaria argentina se origina en la supresión de los aportes sobre los activos bancarios que fuera dispuesta mediante un decreto de Domingo Cavallo, circunstancia que originó reclamos judiciales de parte de la Asociación Bancaria y que están aún pendientes de solución."

"Tampoco es cierto que haya muerto algún afiliado por el uso indebido de medicamentos falsificados."

"Tampoco es cierto que el defensor del Pueblo haya formulado una denuncia contra esta institución."

"Niego cualquier tipo de sociedad o conexión de índole comercial entre el suscripto, la señora Aballay y San Javier."

"No conocí, ni tuve conexión alguna, con los señores Sebastián Forza,

Damián Ferrón y Leopoldo Bina."

Punto por punto, las respuestas de PERFIL

"Enfermeros y médicos declararon que la medicación que debía tener la droga simvastatina estaba adulterada", dijo una empleada del Policlínico que pidió reserva de identidad. "Los médicos pegaron afiches que decían: ‘Policlínico Bancario. El único lugar donde los medicamentos oncológicos no hacen que se le caiga el pelo’."

PERFIL publicó facsímil del fideicomiso creado por Zanola para que la Droguería San Javier, señalada por la Justicia como propiedad de Néstor Lorenzo, el "Yabrán de los medicamentos", como lo bautizó Graciela Ocaña, cobrara los subsidios del APE para tratamientos de alta complejidad. Además, citó un documento del ANMAT en el que el presidente de San Javier explica en un allanamiento que utiliza las heladeras de OSBA.

En una nota con fecha 27 de mayo de 2009, Fainstein escribe al afiliado Juan Carlos Barreto, refiriéndose a "la gerenciadora Nossal". Néstor Lorenzo "ha tenido reuniones con los médicos del Aspac (Asociación de Profesionales del Arte de Curar de la Obra Social Bancaria Argentina) cuando ellos solicitaron una reunión con las autoridades de Nos.Sal", dijo la testigo.

La denuncia por falta de sangre para transfusiones, según los empleados, data de muchos antes.

No se publicó que ejerciera la dirección, sino que "lo manejaba", según afirmó Dessal.

PERFIL se comunicó con el secretario de prensa del sindicato el viernes 7 a las 21 horas, cuando dio por concluida la investigación para informarlo sobre las denuncias y ofrecerle la posibilidad de dar su versión de los hechos. El llamado se repitió el sábado. Sin embargo, el secretario minimizó la denuncia y dijo no poder "ubicar a nadie para hablar".

PERFIL no afirmó lo contrario.

Zanola a la revista de Fundación Joven en 2000: "Yo fui, ayudé y colaboré siempre con Menem, para que fuera presidente". En Diario Hoy, del 11 de febrero de 1999, se lo ve a Zanola junto a Menem para apoyar su re-re elección, a pesar del destino que le había sentenciado a su obra social.

Reveló la empleada del POBA: "Una médica renunció porque estaban tratando con quimioterapia a un nene con cáncer. El paciente no iba ni para atrás ni para adelante. Lo planteó y ante la indiferencia de las autoridades, renunció. El nene siguió en tratamiento y en seis meses murió". En el programa Código Político, Ocaña habló el jueves de "sindicalistas que entregan a sus afiliados medicamentos que es agua, como está acreditado en el caso de La Bancaria, de Zanola".

PERFIL publicó el informe de la Defensoría del Pueblo donde su titular se refiere a "una denuncia penal por la compra de la droga oncológica MabThera adulterada, a la Droguería San Javier".

En el contrato del fideicomiso se identifica a la Droguería San Javier como proveedora (de OSBA) "para medicación y/o tratamiento oncológico y farmacia (...) cubiertos dentro de los subsidios y reintegros de la APE".

Dijo Dessal a PERFIL: "El último lugar donde se lo ve a Sebastián Forza con vida fue en el Policlínico Bancario". Mariela Izquierdo, viuda de Damián Ferrón, aseguró que su esposo le dijo que "la venta de efedrina era un negocio redituable, sobre todo cuando proveía a la obra social de los empleados bancarios".

Comentá la nota