"Zanatelli hizo una gestión muy buena y nunca marginó a los pobres"

La trabajadora social respondió a las críticas de sus pares peronistas y defendió el trabajo al frente de la Dirección de Acción Social, en los 90´. "En 5 años no construyeron una casa", disparó contra Lunghi.
Lo que algunas "compañeras" del peronismo lugareño le achacan como un lunar en su carrera política, haber sido funcionaria de Julio Zanatellli -el intendente que condujera los destinos de la ciudad durante la última dictadura militar-, no parece preocuparle a Graciela Ubach, una militante justicialista con 37 años en la vida municipal. "Fue una gran persona, un posibilitador, nunca marginó a los pobres", elogió en relación al fallecido mandatario. Hoy se embarca junto a Néstor Auza en el tercer lugar de la lista a concejales por el FPV. Dueña del cupo femenino, la trabajadora social promete pelear por el presupuesto participativo, e ir más allá: "creo en una legislación participativa, legislar con la gente y contrarrestar el verticalismo", refirió en una entrevista con LA VOZ.

-Cosecha una vasta historia dentro del PJ tandilense…

-(Graciela Ubach) Mi militancia comenzó en 1973, cuando me recibí como trabajadora social. Era muy joven y participé de las Jornadas Programáticas de Antonio Cafiero, lo que luego llevó a Gino Pizzorno a la Intendencia. Fui docente de la Universidad durante 9 años. Dentro de la Unicen jugué en un padrón de graduados, y hoy tenemos un rector justicialista como Roberto Tassara. Siempre estuve en el PJ: trabajé en las campañas de Raúl Escudero y Marcelo Cifuentes.

-Hoy el peronismo no sólo disputa las legislativas, sino que apunta a ser Gobierno municipal en 2011. ¿Cuál puede ser su aporte en este proyecto?

-Mi fuerte es la acción social. Conformaremos un equipo de Gobierno, el desafío es muy grande y el compromiso aún mayor. La recorrida barrial y el diálogo con la gente hacen surgir muchos proyectos.

-¿Cómo evalúa la gestión del intendente Miguel Lunghi en términos sociales?

-Es una gestión con mucho dinero, pero pienso que en la distribución del gasto tiene dificultades. La zonificación de Julio Elichiribehety no es de ahora, viene de antes. A mí me tocó hacerla en el campo de la salud. Aunque había un presupuesto muy acotado.

-¿Qué análisis hace del secretario de Desarrollo Social, Julio Elichiribehety?

-Hizo una buena gestión porque le puso su impronta a la descentralización que nosotros hicimos en salud durante intendencias anteriores. Faltan los resultados a mediano y largo plazo, que exigen mucho tiempo, cuando el hambre y la crisis está instalada en muchos sectores.

-¿Hay sectores de la ciudad con una demanda social no atendida o están cubiertas las urgencias?

-No diría eso, en algo, por pequeño que sea, todos están asistidos. Pero hay grandes baches y cosas por solucionar. Una distribución alimentaria temporaria implica que uno coma salteado: esto es así.

"FUE UN POSIBILITADOR"

-Los primeros discursos de Lunghi como jefe comunal, a fines de 2003 y principios de 2004, hablaban de un Gobierno que venía a llenar el vacío de gestiones anteriores en materia social. ¿Usted se siente aludida?

-La ciudadanía votó a Don Julio Zanatelli tres veces consecutivas. Su gestión fue más que buena. Sin recursos y a puro sacrificio se hicieron viviendas. Hicimos muchísimo, a pesar de que parecía devastadora la austeridad del municipio en materia de personal, sobre todo de profesionales. Luego el agravante del 2001, el fallecimiento de Zanatelli y el reemplazo de Indalecio Oroquieta. Este último desplazó la acción social a otro sector del Palacio municipal, y a mi criterio, en ese momento nadie supo trabajar en la pobreza con los peor de la crisis. Además, con mucho dolor, recuerdo que Oroquieta terminó con superávit, cuando la gente se agolpaba en la comuna pidiendo para comer.

-Su designación en el tercer lugar de la lista arrancó críticas internas del justicialismo. Le recordaron su pasado como funcionaria de Zanatelli…

-No es un lunar en mi carrera política. Estoy orgullosa de ser empleada comunal. Di examen y concursé todos los cargos de la carrera municipal. Pasé por los gobiernos de Américo Reynoso, Pizzorno y luego Zanatelli. Ocupé un cargo político como directora de Acción Social. Mi función fue elaborar políticas sociales. Zanatelli nunca marginó a los sectores sociales, fue un posibilitador. Y además fue una persona muy querida.

-¿De ser concejal, usted estaría a favor de entregar terrenos a una agrupación como "Mujeres Sin Techo" o primero evaluaría las necesidades del conjunto, para establecer prioridades?

-La evaluación hay que hacerla, como profesional debo decirlo. Siempre la demanda será superior al recurso que se cuenta. Pero igualmente, creo que el municipio con tanto dinero podría haber gestionado, en 5 años, al menos "una" vivienda.

Recomendar noticia

Comentá la nota