Zamora inauguró edificio y otra escuela rancho pasó al olvido

Igualdad. El plan que ejecuta el gobierno provincial para equiparar las condiciones estructurales para la enseñanza y el aprendizaje sigue su marcha.

La comunidad educativa de la localidad de Lote 63, en el departamento Juan Felipe Ibarra, compartió con el gobernador, Gerardo Zamora, una jornada en la que se concretaron importantes avances porque se habilitaron el nuevo edificio de la escuela Nº 696 y del jardín anexo Nº 425.

Se trata de otra obra del Programa de Erradicación de Escuelas Ranchos que lleva adelante el gobierno provincial con el propósito de equiparar las condiciones estructurales para docentes y estudiantes.

Además de Zamora estuvieron la vicegobernadora, Blanca de Riccobelli; la subsecretaria de Infraestructura Escolar, Silvia Cambrini y la presidenta del Consejo General de Educación, Marcela de Barchini, quienes fueron recibidos por el intendente de Los Juríes, Marcelo Barbur.

Luego de cumplir con los primeros pasos del protocolo, la directora del establecimiento, Margarita Antonia González de Cáceres, agradeció a Zamora por la obra y recordó que en noviembre de 2007 “todos los vecinos vimos llegar con gran alegría a la empresa que construiría el edificio escolar. A medida que se fue construyendo, nuestra comunidad se unió aún más y hoy llegamos a la inauguración donde también la comunidad está dispuesta a cuidar este hermoso edificio”.

“Tenemos una gran satisfacción porque existe una política educativa de mejora en todas las escuelas, tanto en condiciones materiales como culturales. Hay que recuperar para las escuelas su esencia pedagógica, donde todos los docentes tenemos la responsabilidad de hacerla interesante, donde todos también vamos a participar, por eso agradezco a las familias del paraje porque ellos confían en nosotros para cuidar y enseñar a sus hijos”, expuso.

La docente aseguró que para ellos “es una fiesta patria, porque cada vez que se inaugura una escuela estoy segura de que cada maestro la vive como una fiesta patria”.

Prosiguió, Barbur quien remarcó que el pedido de los padres tuvo una respuesta inmediata del gobernador. “El crecimiento de una comunidad depende del desarrollo y afianzamiento de las instituciones y esta inauguración de la escuela habla positivamente de estos conceptos”, indicó.

Luego, Zamora ratificó sus conceptos de que las escuelas “son lo único que une a la comunidad en los parajes más alejados del interior santiagueño y en este sentido debemos reconocer la vocación de servicio de los docentes, que además son unos de los pocos de todo el país que pudieron cumplir totalmente el calendario escolar del año pasado y eso es más que destacable por eso les envío mi agradecimiento por esa labor”.

Aseguró que desde el Gobierno “se busca que la gente del interior pueda ser partícipe del desarrollo provincial, rompiendo viejos aislamientos y capacitándose para prepararse para los tiempos mejores que ya están llegando a la provincia”.

En otro párrafo agradeció “a los docentes que tienen una gran vocación de servicio y a pesar de las adversidades siempre están brindando lo mejor para enseñar a los chicos” y además a “todos los trabajadores santiagueños que aún no tienen trabajo, que aún no pudieron recibir la mano oficial pero que pese a eso se levantan todos los días con muchas esperanzas, para ellos nos comprometemos a seguir trabajando y agradecerlos por esas esperanzas”.

Comentá la nota