Zamora y Franco ratificaron vínculos estratégicos entre Santiago y Paraguay

Posibilidades. Se rubricaron acuerdos que abren la puerta a un intercambio comercial fluido y la llegada de inversiones y productos a Santiago y a Paraguay.
La jornada de ayer seguramente quedará grabada en las páginas de la historia santiagueña, por los trascendentes acuerdos que firmó el gobernador Gerardo Zamora con el vicepresidente de la República del Paraguay, Federico Franco Gómez.

Se estrecharon aún más los vínculos de unión preexistentes entre ambos pueblos, pero más allá de lo protocolar y lo meramente enunciativo, lo importante fue la firma de acuerdos para generar un marco institucional que favorezca a un proceso genuino de intercambio productivo, comercial e industrial, cultural y académico, que redunde en el desarrollo de Santiago del Estero y en Paraguay.

"Hay posibilidades concretas", le dijo el gobernador Zamora a EL LIBERAL durante el recibimiento al vicepresidente paraguayo en el aeropuerto local –en horas del mediodía-, al referirse a futuros negocios entre la provincia y el país vecino. "Es muy importante que desde lo institucional se genere un marco de seguridad jurídica, convenios multilaterales y clima de negocios, lo demás es importante que lo haga el sector privado", resaltó. "Hay posibilidad de comercio fluido", ratificó Franco, quien reveló el interés de la industria cementera de su país por comprar yeso santiagueño.

El vicepresidente vino acompañado por altos funcionarios como el viceministro de la Industria, José Vargas Peñas. Anteayer, una comitiva de empresarios, gremialistas e industriales paraguayos presidida por el gobernador del Departamento de Amambay, Juan Bartolomé Ramírez, había comenzado a trabajar con funcionarios y empresarios locales.

Zamora junto a una nutrida comitiva en la que se hallaba el vicegobernador Ángel Niccolai, recibió en el aeropuerto a Franco Gómez a quien conoce desde que fue gobernador del Departamento Central de Paraguay.

Inmediatamente se trasladaron a Casa de Gobierno donde se desarrolló el acto central ante la presencia de funcionarios paraguayos y de la provincia como el jefe de Gabinete, Elías Suárez, el vicegobernador Niccolai, ministros, diputados y el intendente capitalino Hugo Infante, entre otros.

Tras los saludos protocolares, intercambios de presentes y declaraciones de Huésped de Honor al vicepresidente y al gobernador paraguayos, se firmaron dos acuerdos. Uno, de Hermandad entre Santiago del Estero y Amabay, por el cual se estrecharon vínculos y quedó el compromiso de intercambiar informaciones económicas y generar proyectos conjuntos de cooperación. El segundo fue un convenio marco entre industriales santiagueños y paraguayos.

Discursos

Franco Gómez quien agradeció la atención del gobernador Zamora y el cálido recibimiento, manifestó que el propósito de su visita era muy claro: "Paraguay tiene un gobierno nuevo que plantea la intención seria y responsable de atraer y seducir a los inversionistas argentinos, en particular de Santiago".

Destacó el potencial de su país que se basa en recursos energéticos e hídricos, y los comodities alimentarios como la soja y la carne. "Es un país interesante para los inversionistas pero no solamente deseamos seducirlos a través de la bondad de nuestro territorio, sino que este gobierno puede brindar la seguridad política, jurídica y tributaria para garantizar la inversión", recalcó.

A su turno, Zamora puso de relieve que la identidad latinoamericana es algo que tienen en común ambos pueblos como también la "gran vocación de romper asimetrías en muchas regiones en donde está todo por hacerse".

"Pero el gran potencial –sostuvo- necesita de políticas activas que integren comercialmente, que asocien valor agregado a través de la industria y poder desarrollar con inteligencia y habilidad para conseguir recursos, la infraestructura que nos comuniquen y que permitan desarrollar económicamente a la región".

Dijo que en ese ámbito de clima de negocio, se tenía que dar posibilidad al sector privado para que "pueda encontrar caminos de integración que permitan explotar nuestra riqueza y generar intercambios comercial", para salir de momentos difíciles como la actual, por efecto de la crisis financiera mundial.

Tras el acto, hubo un almuerzo de camaradería en el Museo de Bellas Artes Ramón Gómez Cornet, donde prosiguió la agenda de trabajo, con el Consejo de Promoción y Desarrollo Industrial de Santiago expuso sobre la potencialidad de la provincia.

Federico Franco Gómez recordó que Santiago del Estero tuvo una posición ética y patriótica con su país, durante la guerra del 70 "porque se ha solidarizado con esa injustificada guerra contra esa Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay)".

Comentá la nota