Zamora festejó el triunfo y destacó la libre participación de la ciudadanía

Conducta cívica. El mandatario destacó la transparencia del acto electoral y el clima de paz en el que se desarrolló.
El Frente Cívico por Santiago obtuvo ayer su séptima victoria en igual presentación en elecciones, desde que comenzó a participar en el año 2005. Aunque era una elección legislativa, el gobernador Gerardo Zamora tuvo una doble alegría. Por un lado, que el pueblo de Santiago haya podido participar "libremente" del acto eleccionario. La restante, por el "acompañamiento en las urnas" a la propuesta política que él lidera.

Minutos después de las nueve de la noche en el local de calle Garibaldi donde estuvo informado de los resultados parciales, Zamora encabezó la conferencia de prensa en la que anunció el triunfo del frente. Estuvo acompañado por los candidatos Daniel Brue, Norma Abdala de Matarazzo y Cristian Oliva. También por el jefe de gabinete, Elías Suárez; el ministro de Gobierno, José Emilio Neder; el intendente capitalino Julio Alegre y la diputada nacional, Mirta Pastoriza.

Tras agradecer la presencia a los medios de prensa, Zamora dijo que ya se había considerado prudente el tiempo transcurrido para anunciar la buena nueva para la dirigencia y militancia del frente.

A continuación, expresó la doble alegría que sentía porque "el pueblo de Santiago ha podido participar, lo ha hecho libremente. Eso es para nosotros la primera alegría".

"Y la segunda alegría –reflejó- es el agradecimiento por el acompañamiento en las urnas a este propuesta política que es el Frente Cívico". Rescató la tarea de todos los dirigentes, simpatizantes y militantes -entre los que se anotó- que trabajaron para que el Frente Cívico obtenga la victoria, lo que desató la algarabía entres los presentes.

"La verdad que nos sentimos muy agradecidos porque venimos de un proceso electoral hace seis meses donde el pueblo ratificó su confianza para seguir gobernando la provincia. Y antes de la elección dijimos que sometemos nuestras acciones que son cotidianas y diarias, al plebiscito del pueblo. Y el pueblo en su gran mayoría nos ha acompañado", subrayó.

En ese sentido confesó que no se pensaba que "iba a ser tan contundente el triunfo porque estas elecciones son complicadas porque no se elige el Ejecutivo, sino representantes del Legislativo".

El gobernador dijo que la victoria generaba "mucha responsabilidad", pero se encargó de recalcar que también tomaban con mucha humildad el resultado. Luego tuvo palabras de elogio para los candidatos, al manifestar que "los intereses de la provincia están muy bien representados".

Ante la consulta puntual de EL LIBERAL sobre el peso político que tendría el bloque en la Cámara baja, con siete diputados que son el total de las bancas para la provincia, respondió: "Todos los diputados tienen su compromiso por los intereses de la provincia, más allá de las ideas, de las cuestiones sectoriales. Y el peso de Santiago del Estero está en nuestras acciones cotidianas y de lo cual surge la propia representación".

También resaltó que si la provincia se siente un pueblo unido y si al proyecto que tiene pensado el Frente Cívico es sometido a la voluntad de la gente y tiene un "amplio respaldo" –como el de ayer- eso ayuda "muchísimo en la representación de nuestros legisladores nacionales".

Ponderó el muy buen comportamiento del electorado santiagueño, que concurrió a votar en porcentajes similares en anteriores elecciones. "Se habló mucho en los días previos y durante el mismo día de las elecciones, de que iba a haber poca participación de que la a la gente no le interesa", dijo.

Luego resaltó: "Han visto que el pueblo santiagueño ha vuelto a tener participación en las urnas. Y repito esto, ha sido en paz y con total transparencia y permite que la democracia se consolide un poco más".

Comentá la nota