Zamora entregó 800 nuevas jubilaciones

Zamora entregó 800 nuevas jubilaciones
Acto. El mandatario presidió ayer la entrega de beneficios previsionales para las personas que no pudieron hacer aportes o que lo hicieron parcialmente. La cifras de la segunda etapa del Papse.
El gobernador de la provincia, Gerardo Zamora, entregó, en el Salón Auditorio de la Casa de Gobierno, 800 nuevas jubilaciones.

Los beneficios previsionales que se entregaron, fueron gestionados en el marco de la segunda etapa del Programa de Asistencia Previsional Santiago del Estero (Papse), que beneficia a los habitantes de la tercera edad, que no tuvieron la posibilidad de realizar aporte o que los hicieron parcialmente. “Nosotros hicimos un aporte económico, pero sobre todo un aporte humano importante, para poder encontrar y darle posibilidades con la presentación del documento a todos los hombres de 65 años y las mujeres de 60 que entraran al sistema jubilatorio”, señaló Zamora.

En esta segunda etapa, se iniciaron los trámites para conseguir 3.471 jubilaciones y se completaron hasta ahora alrededor de 3.200 beneficios para los abuelos de Santiago.

Hasta la fecha se concretaron 1.800, de las cuales ya se entregaron 500 el año anterior y ayer se otorgaron otras 800 en el acto que fue presidido por el titular del Poder Ejecutivo de la Provincia.

“Luego de la primera etapa, tuvimos un gran desafío, primero el de conseguir el acompañamiento y la confianza del gobierno nacional para que podamos establecer los mismo mecanismo que en el primer programa, por supuesto que mucho más difíciles, mucho más onerosos ya no había que pagar sólo los 300 pesos de la moratoria previsional sino había que pagar los aportes no realizados”, recordó el gobernador. “Por eso -agregó- trabajamos en el nuevo convenio, para que se sumen estos 800 santiagueños a los 1.200 a los que le entregamos ya sus jubilaciones”.

“Cuando se habla de inclusión social, redistribución del ingreso y solidaridad, se habla en definitiva de políticas de Estado, que no sean pan para hoy y hambre para mañana, sino políticas a largo plazo. Es importante decir que esto conlleva un esfuerzo y una gran decisión política”, sostuvo el mandatario.

El gobernador evocó las entregas de la primera etapa del Papse donde “había mujeres de 90 años que recibían su jubilación, en los últimos años de sus vida, personas que habían dado todo y ya había perdido las esperanzas, tenían la alegría de recibir este derecho y la tristeza de lo tarde que llegaba, justo las mujeres, que son el alma de la casa, las que pusieron todos el esfuerzo quedan fuera del sistema cuando las políticas públicas no acompañan estas reivindicaciones”.

El titular del Poder Ejecutivo provincial, aprovechó la oportunidad para ponderar la decisión nacional de ponerle fin al sistema de capitalización. “Mucho se ha dicho de la transferencia al Estado de las AFJP, lo que ocurrió es que se revirtió algo que nunca debió haber ocurrido, porque ahora en el mudo hay gente que pierde sus jubilaciones, el Estado que es la composición política y jurídica de todos nosotros, porque todos somos su dueño, va a garantizar que nosotros podamos tener nuestras jubilaciones y esto es algo que hay que defender”, sentenció

Cabe destacar que la en la primera parte de este importante programa que fue impulsado por el ex presidente de la Nación Néstor Kirchner, fueron favorecidos con las jubilaciones más de 25.000 santiagueños, en todo el territorio de la provincia.

Comentá la nota