Zamora encabezó el acto por el Día del Trabajador en la CGT.

Zamora pidió por la salud del secretario general de la CGT local, por los trabajadores santiagueños y por quienes todavía no tienen trabajo.
El gobernador Gerardo Zamora encabezó el jueves por la tarde noche la ceremonia central por el Día Internacional del Trabajo en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT), delegación Santiago del Estero. Desde allí envió un saludo para todos los trabajadores santiagueños.

El mandatario provincial estuvo acompañado por el ministro de Gobierno, Seguridad y Culto, José Emilio Neder. Ambos fueron recibidos en la Casa de los Trabajadores por el secretario general de las 62 Organizaciones Peronistas y diputado provincial, Ángel Llamazares.

La conmemoración tuvo un aditamento especial que la volvió emotiva. Por primera vez en más de 20 años, el secretario general de la CGT, Carlos Corbalán, debió ausentarse por cuestiones de salud. Empero, el "Chueco" envió una carta con un mensaje para los trabajadores y las autoridades, con una alta carga sentimental.

Su persona fue recordada de manera permanente en distintos pasajes del acto. En ese contexto, Zamora y Neder descubrieron un cuadro de Corbalán en el salón Juan Domingo Perón de la sede de la CGT, en su carácter de secretario general.

En el momento de los discursos, hubo palabras alusivas a cargo de Aída Ruiz en representación de los trabajadores. La dirigente recordó la larga lucha sindical para que se estableciera la jornada laboral de ocho horas.

Por su parte, el diácono Esteban Bravo tuvo a su cargo la invocación religiosa para recordar a los trabajadores fallecidos.

El gobernador cerró el acto con sus palabras, en las que deseó el pronto reestablecimiento de Corbalán para que siga trabajando por los trabajadores santiagueños y por todos aquéllos que aún no tienen trabajo.

Comentá la nota