Zamora abrió el ciclo lectivo y llamó a construir consensos en educación.

El gobernador lo hizo al dejar inaugurado un complejo educativo en Campo Contreras. Dijo que la educación es el pilar básico del futuro de los santiagueños. Remarcó que no son momentos fáciles por la crisis financiera internacional, pero que el gobierno “no va a ceder en educación”.
Un patio colmado por cientos de alumnos con sus docentes y padres en la flamante escuela 1.239, en el corazón del barrio Campo Contreras, ampliación Siglo XXI, fue el marco que tuvo ayer, en una cálida y húmeda mañana, el gobernador Gerardo Zamora, para dar inicio al ciclo lectivo 2009. También para dejar inaugurado el moderno e imponente complejo educativo que albergará tres niveles educativos, en dos turnos.

Desde allí, Zamora dirigió un mensaje a la sociedad, pero por sobre todo a los docentes, acerca de la importancia de aunar esfuerzos en pos del diálogo y la construcción por una mejor educación, más que nunca en el complicado contexto financiero mundial que afecta a la provincia. En ese marco, resaltó el valor de inaugurar las clases desde una escuela nueva.

Puso el acento en la política de Estado para mejorar la calidad educativa y agradeció a los docentes santiagueños por cumplir en los últimos 4 años con el calendario escolar de 180 días de clases.

Zamora llegó a media mañana y tras cumplir el rito protocolar, recorrer el edificio y supervisar el equipamiento junto a una nutrida comitiva, se dirigió al patio ubicado en las postrimerías, donde estaba montado el palco oficial, para dirigir su mensaje a los presentes.

“Iniciar el ciclo cobra fundamental importancia: es un símbolo importante hacerlo en una nueva escuela, que está enclavada en el corazón del sur de la ciudad, que se amplía a través de una gran construcción urbanística”, comenzó diciendo.

A continuación, resaltó el esfuerzo puesto en pos de la educación. “Hemos sumado muchos esfuerzos presupuestarios –remarcó-, no son momentos fáciles pero no vamos a ceder en educación”. En ese sentido, rescató que en el Gobierno “hemos buscado el diálogo como lo hemos hecho siempre”, y agradeció a los gremios de la Mesa de Diálogo Docente.

Reconoció que faltan muchas reivindicaciones, pero pasó revista a los logros conquistados para el sector: “Hemos cumplido con la movilidad del índice docente en estos años, con la eliminación de la Ley 6.015, la creación de nuevas horas de cátedra y miles de cargos nuevos”.

Retomando la trascendencia de dar por iniciado un nuevo ciclo lectivo, sostuvo que no es un día común y ponderó el esfuerzo de docentes, a quienes agradeció por cumplir con el calendario. También destacó el cumplimiento de las pautas de la ley de financiamiento que “nos impone no solamente aportar desde la Nación y desde la Provincia a los crecimientos de los presupuestos educativos del país, sino también cumplir con los días de clase”.

A ello, sumó el esfuerzo de los padres, “de los trabajadores que tienen problemas y los trabajadores que tienen más problemas porque no tienen trabajo o tienen uno precario, pero que saben algo fundamental y que es la educación de sus hijos”.

Luego llamó a la reflexión. “Si no construimos entre todos, si no motorizamos todas nuestras intenciones, si no buscamos el diálogo en vez de la confrontación, si bajamos los brazos ante la adversidad no habrá futuro y la educación es un pilar básico para este futuro que nosotros soñamos”, fue su mensaje hacia la comunidad.

Finalmente, dijo que el Gobierno seguirá trabajando todos los días, “porque conversando, buscaremos los mayores consensos”.

Comentá la nota