La zafra de yerba mate comenzó sin precios

El Gobierno nacional favorece el incremento de presupuesto del INYM, y posterga definiciones sobre lo que podrían cobrar los productores.
El Ministerio de Agricultura postergó la definición sobre precios mínimos para la hoja verde de yerba, pero fijó nuevos precios para la estampilla fiscal que pasará a costar 14 centavos desde enero, contra los 4 centavos que cuesta hasta ahora.

El Gobierno nacional también decidió que se deberá destinar un porcentaje de lo que se recaude a los productores. La recaudación ahora pasará de 12 a 45 millones de pesos anuales, pero el 30% deberá destinarse a los productores en planes similares al FET. No se definió el precio pese a que ya se está comercializando y cosechando yerba.

El presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Luis Prieto, dijo que los nuevo valores para el estampillado comenzarán a regir desde enero.

La suba se autorizó en una reunión entre el secretario de Agricultura de la Nación, Lorenzo Basso, Luis Prietto, presidente del INYM, la gerente Rosana Biale y los directores Eduardo Tuzinkiewicz (producción), Sergio Delapierre (secaderos) y el representante de Corrientes, Esteban Fridlmeier.

Pese a que el martes pasado se inició la zafra yerbatera de verano, que debería tener precio para la comercialización, el precio recién se definirá el fin de semana o la semana próxima. Por lo tanto, la comercialización está liberada porque no hay precio establecido.

Asimismo hay expectativas porque la cartera agrícola apoyará la creación del Mercado Consignatario y enviarán a técnicos para colaborar en su puesta en marcha. Analizaron limitar la oferta de materia prima.

Los directores del INYM tenían expectativas respecto del cambio en el precio de la hoja, ya que funcionarios nacionales les aseguraron que el laudo que definirá los valores de la hoja verde y la canchada para la zafra de verano, saldrá en "los próximos días" y habrá un incremento, aunque no especificaron de qué porcentaje.

Indicaron además que está avanzado el trámite para incrementar el valor de la estampilla y prometieron colaboración para la puesta en marcha del Mercado Consignatario. También se analizó la posibilidad de limitar la oferta de materia prima y se planteó la necesidad de retomar la definición de un plan estratégico para el sector.

Comentá la nota