Zaffaroni pide fijar en 14 años la edad de imputabilidad

El ministro de la Corte sostiene que los chicos infractores deben ser sometidos a un proceso
El ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Eugenio Raúl Zaffaroni dijo que se debe bajar a 14 años la edad a partir de la cual se puede someter a una persona a un proceso penal, actualmente fijada en 16 años.

Sostuvo que de ese modo se cumplirá con lo que marca la Constitución y las convenciones internacionales adoptadas por el país en su Carta Magna, en cuanto a que todo aquel que esté bajo sospecha de haber cometido un hecho ilícito debe ser sometido a un proceso penal en el que se debe asegurar la protección de todas las garantías constitucionales reconocidas.

Zaffaroni fue más allá y opinó que el actual sistema que interviene en los casos de menores en conflicto con la ley "no funciona" y lo calificó de "excusa tutelar". "Como lo tutelo [al niño], entonces no necesito hacerle un proceso; todo lo que se haga bajo ese concepto es para su bien. Así le fue a todo el mundo que tuteló en la historia, a los negros, a los indios, a las mujeres. Terminemos con la historia tutelar, que, por otra parte, es lo que mandan la Convención de los Derechos del Niño y la Constitución", dijo en una entrevista con el diario Perfil.

Según el actual ordenamiento procesal del país, los menores de 16 años son inimputables, es decir, no pueden ser sometidos a un proceso que admita penas para los culpables. No obstante, los niños y adolescentes por debajo de aquel límite etario que son puestos a disposición de la Justicia, bajo sospecha de haber cometido algún delito, quedan bajo la tutela de un juez de menores, que resuelve qué hacer con él; puede devolverlo a su familia u ordenar su internación en un instituto.

"Mire, hoy en día, se aplican penas sin proceso penal; entonces, lo que la Constitución nos está exigiendo es que se les haga [a los menores] un proceso penal. Lo primero que hay que hacer es probarle al pibe que hizo lo que se le imputa que hizo. Lo que yo propongo es poner la situación acorde con la Constitución y juzgar a los menores desde los 14 años. Se los puede institucionalizar o poner presos en institutos de menores, pero no deja de ser una privación de la libertad. Nuestra ley dice, incluso, que cuando tienen problemas de conducta los menores deben ser institucionalizados. Ahora, yo me pregunto: ¿quién de nosotros no tiene problemas de conducta? Depende de la hora del día en que nos pesquen. ¿No le parece? Entonces, es una aberración", sostuvo en la entrevista publicada ayer.

Previsión constitucional

La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) define "niño" a toda persona menor de 18 años y compromete a los Estados-parte a promover el dictado de leyes y procedimientos especiales para los niños que se hallen acusados de haber infringido la ley. De tal manera, supone la implementación de dos sistemas diferenciados: un sistema penal para adolescentes, hasta los 18 años, y un sistema penal general, para mayores de 18.

En la Argentina, el régimen de minoridad establece hoy la punibilidad a partir de los 16 años y prevé el encierro de los menores infractores en establecimientos especiales.

El Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no fijó una edad mínima y sólo instó a los Estados a que no la reduzcan a 12 años. Sí, consideró que la fijación de la edad mínima de punibilidad entre 14 y 16 años "contribuye a lograr el objetivo de adoptar medidas para tratar a los adolescentes sin recurrir a los procedimientos judiciales".

Hay en el Congreso nacional más de una decena de proyectos que prevén bajar la edad mínima de imputabilidad. La mayoría propone crear un régimen especial para chicos de entre 14 y 18 años.

Comentá la nota