Zaccardi dijo estar frustrado por no llegar al consenso pero tampoco "demoniza" a la interna.

"No hubo acuerdo para la lista de consenso y no queda otra alternativa que la interna, que debería hacerse el 19 de abril", señaló el presidente del Comité Radical Néstor Zaccardi, al final de las negociaciones entre las líneas del partido.

Respecto a uno de los candidatos para la interna, Juan José Ascheri, señaló que "tiene el perfil del radical".

Remarcó a la prensa que como presidente del partido, no participó de las negociaciones. "Hay tres grupos que fueron los que llevaron adelante las conversaciones. No quiero cargar las listas sobre ninguno en particular, porque en definitiva, cada uno tiene sus propias pretensiones para ser cabeza de lista".

"Ascheri no era la persona que promocionaba, pero tampoco la voy a vetar, la acepto. Hace tres meses que vengo conversando con Horacio Vero y él volvía a la política si no habían internas".

- Hay quienes dicen que Ascheri representa a una clase, diferente a la doctrina de la UCR que es policlasista…

- No es así. Ascheri tiene participación en otras actividades, no en la política. Según Luis Blanco ya se hizo su afiliación y, de acuerdo con conversaciones que tuve con Ascheri, si llega al Concejo Deliberante, la banca es del partido y no personal.

Para mi es una señala que seguirá los lineamientos del partido, y del Comité Radical. Es un principio que considero válido de parte de Ascheri.

- ¿La conformación de la lista estuvo pensada en función de las alianzas que se deberán hacer con otros grupos políticos?

- El segundo paso sería la adhesión de la Coalición Cívica. Comenzarán las conversaciones luego de la interna. Minimamente el segundo lugar les corresponderá a esa fuerza política.

Este también fue uno de los temas que seguramente estuvo en la conversación cuando se juntaban los grupos. Creo que fue otro impedimento para lograr esa unidad.

- ¿Siente frustración de haber llegado a la interna, luego de su propuesta de llegar a la unidad?

- Pensaba en la unidad y quería la lista de consenso. Llegué a la presidencia del partido a través de esa vía, pero a veces es difícil lograrlo. Pusimos las cosas en orden desde el punto de vista edilicio, ya que ahora tenemos un lugar para militar dignamente.

No es mérito mío sino de todo el comité que conformamos, mucha gente colaboró pero otros no.

Tampoco quiero demonizar la interna, porque luego nos quejamos del "dedo". En otra fuerza política, esperan el "dedo" o la opinión de alguien determinado, el jefe, que designa los lugares en la lista.

Nosotros somos horizontales, quizá por eso es que tenemos tantas dificultades en lograr el consenso.

- No es lo mismo, porque acaba de decir que luego de 50 años de militancia usted llegó a la presidencia del Comité por consenso, diferente al caso de Ascheri…

- Creo en la renovación, necesitamos nueva sangre política que debe ocupar los lugares que nosotros ocupamos durante mucho tiempo y creo que la población espera también esa renovación.

- ¿Con el conflicto del campo con el gobierno, no podría leerse como oportunismo político del radicalismo incorporar a una persona involucrada directamente, y que ha tomado protagonismo, más que renovar las fuerzas políticas?

- La renovación política con jóvenes también fue una frustración, es muy poca la juventud que se acerca a los partidos políticos. Los jóvenes no apuntan a la renovación política.

Considero que algo de oportunismo pudo haber, pero buscando las personas con el perfil radical e ideológicamente similar al nuestro. Ascheri es una persona que tiene ese perfil y hoy se afiliará.

Comentá la nota