Zabalza solo contra senadores del PJ

El Senado dio media sanción del proyecto que modifica el esquema de reparto del Fondo Federal Solidario, destinado a obras de infraestructura. Cruce de chicanas entre legisladores.
El Senado dio ayer media sanción a un proyecto de ley justicialista que reparte el Fondo Sojero por mitades: el 50 por ciento para la provincia y otro tanto para municipios y comunas, en medio de un debate caliente repleto de chicanas y en el que el senador socialista Juan Carlos Zabalza pidió un sicólogo para su colega del PJ, Alberto Crocetti. "Eso es una ofensa, pero yo no voy a decir lo mismo de usted", le retrucó el ofendido. Uno de los senadores radicales descalificó la propuesta del PJ afuera del recinto: "Es proyecto panfletario que no pasa la Cámara de Diputados. Una chicana política", tiró Rodrígo Borla cuando se enteró a la mañana que el dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales ya estaba firmado. Pero a la tarde, en el debate, Borla y sus colegas radicales del Frente Progresista se fueron del recinto y dejaron solo a Zabalza.

"Nosotros queremos que se distribuya por mitades", dijo el presidente del bloque de senadores del PJ, Ricardo Spinozzi, al fundamentar el voto de la mayoría. Y recordó que los diputados de la UCR presentaron un proyecto similar en la otra Cámara. Spinozzi estimó "la recaudación esperada" para este año por el fondo sojero en 400 millones de pesos. Según el esquema de distribución actual, los municipios tendrían asignados 120 millones, pero con el proyecto del PJ recibirían otros 80 millones más. "Por ejemplo, la municipalidad de Rosario recibiría 6 millones de pesos más y Santa Fe dos millones más", explicó el legislador. "No es cierto lo que pretendieron instalar en la opinión pública los intendentes de Rosario y Santa Fe que esta iniciativa perjudicaba a las grandes ciudades", abundó.

Zabalza rechazó la propuesta del PJ y advirtió que no pasaría la Cámara de Diputados, a pesar de que sus socios del radicalismo también aspiran a repartir el fondo sojero por mitades. En tren de conciliar, apostó al diálogo. "La reunión del gobernador con los intendentes y presidentes comunales justicialistas fue importante. Este es el camino", sugirió el Zabalza.

Pero después, el senador de la UCR, Felipe Michlig encendió la mecha cuando desmintió que en su departamento San Cristóbal hubiera comunas del PJ discriminadas por el gobierno de Binner. "¡Entonces, yo vivo en otra provincia!", le contestó Crocetti y recordó las penurias y el destrato de municipios y comunas del departamento Belgrano. "Yo creo que diálogo con el gobierno es inconducente. Creo que el presidente de nuestro partido pierde el tiempo cuando va a la Casa de Gobierno", tiró Crocetti.

Un sicólogo ahí retrucó Zabalza.

La chicana del socialista enfureció a Crocetti. "Cuando el gobernador me reciba y atienda los problemas del departamento Belgrano, allí puede cambiar la cosa. Pero hoy, el diálogo que ustedes pregonan y al que adhiere Michlig, que durante años fue un defensor de las comunas y ahora cambió el discurso porque el beneficio debe venir por otro lado, no ha dado resultados", agitó Crocetti.

El gobernador atiende a todo el mundo insistió Zabalza.

Tengo documentado los pedidos de audiencias. Si usted no conoce esa realidad averigue y después me contesta retrucó Crocetti.

Estoy seguro que no es así insistió Zabalza.

Ahora me trata de mentiroso. La primera ofensa, que tengo que ir a sicólogo, la soslayo. Pero ésta de mentiroso me parece que vamos muy lejos. El gobernador no me ha recibido nunca.

El presidente provisional del Senado, Norberto Betique trató de poner orden. Y Michlig salió con otra de la suyas. "¡Calma radicales!", pidió desde su banca. Una carcajada general en el recinto sirvó para disentender los ánimos.

Vamos a encausar el debate sin términos ofensivos volvió a solicitar Betique.

Otra intervención de Michlig que había justificado las demoras en obras públicas, empujó otro retruque de Spinozzi. "El fondo sojero es un fondo extra presupuestario. No le sigamos mitiendo a la gente, esa plata no estaba en el presupuesto de la provincia. Los hospitales que Binner prometió construir tenían su partida presupuestaria, pero hasta ahora no han puesto ni un clavo. Entonces, que no le digan a la gente que por redistribuir el Fondo Solidario nos vamos a quedar sin algún hospital. ¡No es cierto lo que dice el senador Michlig!", se enojó Spinozzi.

Su colega Danilo Capitani salió en defensa de Crocetti. "Binner nunca recibió al Senado. Un gobernador que en casi dos años de gestión no sabe lo que piensa los senadores es bastante complicado. Y no hace falta pedirle audiencias. El gobernador debería convocarnos", planteó. Zabalza ya se había cansado de discutir solo contra todos los senadores del PJ, así que Betique pasó a votar y el proyecto fue aprobado por 9 votos a favor y dos en contra.

Comentá la nota