"Yuti" Aguilera: La Provincia puede emitir bonos, pero no es aconsejable.

"No están dadas las circunstancias actualmente para emitir una cuasi monedas o bonos, como lo conocemos; primero porque la Provincia puede pagar los sueldos y segundo, porque las circunstancias políticas son distintas", expresó el ex ministro de Hacienda de La Rioja, ex funcionario nacional y actual docente universitario, lic. Pablo "Yuti Aguilera", haciendo alusión a informaciones que daban cuenta que algunos gobiernos estarían pensando nuevamente en dicha alternativa.
En una entrevista concedida a DERIOJANOS.COM, Aguilera consideró además, que la alternativa para el gobierno de Luis Beder Herrera, es gestionar efectivamente asistencia financiera de la Nación, puesto que los acuerdos logrados, son de órden político, "que es una condición necesaria, pero no suficiente", en razón de que "después tiene que haber una legión de técnicos presentando proyectos correctamente, como se debe, haciendo horas silla en los pasillos del Ministerio de Economía y en cuanta oficina nacional se puedan conseguir fondos".

De un modo franco, directo y espontáneo, "Yuti", como lo llaman sus amigos, da su parecer sobre un tópico complicado, respaldado por su formación profesional como licenciado en economía y su amplísima trayectoria pública, profesional y de militancia en el Partido Justicialista. El debate, apenas comienza y se habla de que algunos gobiernos provinciales, estarían pensando nuevamente en emitir cuasi monedas.

Rotundamente para el caso de La Rioja, expresa: No están dadas las circunstancias actualmente para emitir una cuasi moneda o bonos, como lo conocemos; primero porque la Provincia puede pagar los sueldos, recordemos que las cuasi monedas o bonos surgieron cuando la Provincia no recibía suficiente coparticipación como para hacer frente a los haberes y ésa no es la situación actual, de modo que yo no lo recomendaría.

También las circunstancias políticas son totalmente distintas, de aquel gobierno provincial de Carlos Menem con la hiperinflación, oportunidad en que la primera impresión fue de algo así como 6 millones de dólares y después se rescató menos de un millón, debido a dicho fenómeno.

Entonces en un contexto inflacionario sí es un negocio, pero cuando la inflación está reprimida, después no hay capacidad para recuperar los bonos y hay enorme presión para emitir cada vez más, lo que lleva después a un problema financiero mayor; de modo que reitero: yo no recomendaría que se empiece con los bonos ahora; hay mucho más espacio para ir a buscar fondos a nivel nacional que no se gestionan.

- Entonces si la Provincia lo quisiera hacer, entraríamos en contradicción con el esquema económico y político nacional?

Sí, la provincia tiene soberanía o autarquía suficiente como para emitir, que usted no le dirá cuasi monedas, no le dirá bonos, pero sí puede decir Cheques al Portador; siempre se encuentra una terminología que pueda dar cobertura a la acción; el tema es que a partir de la crisis del 2001, cuando entró en funciones uno de los tantos ministros de Economía que el país tuvo, promulgaron una ley que rescatando los bonos provinciales; dicho instrumento legal, pone algún tipo de restricción, pero en el sentido de que si van a emitir de nuevo, tiene que devolver el dinero que le dio la Nación para recuperar o retirar los bonos.

Hay una restricción, pero se la podría sortear, de manera que la posibilidad de emitir, es una facultad de la Provincia y si las circunstancias lo exigieran, lo podría hacer, pero yo creo que no es la mejor medida en éstos momentos, en éstas circunstancias, más cuando el gobierno optó por encolumnarse detrás de la política que impulsa el ex presidente Néstor Kirchner; entonces "sacar los pies del plato", le puede costar más caro, en el sentido de que todas éstas promesas de obras que le han hecho, quizás no vengan.

Entonces habría que evaluar a priori y así, sobre la base de mi experiencia yo considero que no es adecuado, que no es conveniente para la provincia entrar en un régimen de bonos nuevamente.

- Aún así, si la Provincia insiste en una decisión de emitir bonos, ¿en qué nos beneficiaría y en qué nos perjudicaría, además de lo que Usted ya apuntó?

Bueno, cuando no puede pagar los fondos, ese 10 o 15 por ciento que le falta lo cubre con los bonos y eso es absorbido por el mercado local y tolerado; el tema es que cuando el otro mes vuelva a tener el mismo problema y sigue emitiendo, llega un momento en que la cantidad de bonos es mayor que los sueldos que tiene que pagar y aún así continúa faltando.

En un contexto inflacionario, la Coparticipación sube en pesos y los bonos quedan fijos, entonces sí después se pueden recuperar; pero si no hay inflación, en la medida que haya bonos, habrá presiones salariales para que se otorguen aumentos y de ese camino no se vuelve. Entonces, hay que ver con prudencia las consecuencias de la medida.

- ¿Usted ve otra alternativa en éste momento. Cuál sería?

Si. Gestionar más fondos nacionales. Debería haber 10 o 20 personas capaces, conocedoras de la Administración Nacional procurando fondos. Hasta donde yo sé, o por lo menos hasta donde veo, únicamente el gobernador va y hace actos políticos; pero después, hacer llegar los fondos realmente, requiere mucha gestión; porque la presidente dice: Si, denle los fondos, aunque tras ello hay dos meses de diligencias, que es –a mi entender- lo que falta en éste gobierno; o sea: capacidad de gestión.

- O sea que todos éstos acuerdos para provisión de fondos, no significan, que allí nomás tendremos el dinero..

No, no, ¡nada de eso!, fue una condición necesaria, pero no suficiente. Esto lo tienen que hacer los políticos, pero después tiene que haber una legión de técnicos presentando proyectos correctamente, como se debe, haciendo horas silla en los pasillos del Ministerio de Economía y en cuanta oficina nacional se puedan conseguir fondos y de ese modo se puede traer fácil, un uno (1) por ciento más, o sea la mitad de la Coparticipación que es lo que conseguíamos nosotros por fuera de la Coparticipación en programas nacionales; pero para eso hay que ir a "pelear" con otras provincias en Buenos Aires, y eso es lo que no se ve. Quizás haya quienes piensen que con la obsecuencia o la genuflexión política es suficiente, y eso no es así.

- En dos ocasiones, en los años 1988 – 1989 y también en 1992 – 1993, fue ministro de Hacienda de La Rioja, en ambos periodos tuvo que elaborar un plan de cuasi-monedas?

No. Ya existían, apenas entró el gobierno el doctor Carlos Menem en La Rioja, en el año 1984, ya desde antes, estábamos hablando en las reuniones de ministros de economía, porque a todos nos faltaba el dinero para pagar los sueldos y entonces surgió la idea ésta; primero lo hicieron los salteños y luego los riojanos, y bueno, en esas circunstancias lo hicimos, en un contexto inflacionario, que después se convirtió en una hiperinflación y fue un gran negocio para la provincia, ya que emitimos como dije al principio, 6 millones de dólares y recuperamos los bonos, por menos de un millón, y fue desde 1984 a 1991.

- Y en el periodo 1992 – 1993?

Entonces la situación era totalmente distinta; primero estaba la paridad "uno a uno" con el dólar, entonces hubo un freno fuerte de la inflación y después también había circunstancias políticas distintas y resultaba difícil conseguir dinero; resultó más fácil conseguir fondos con el gobierno radical, que con la gestión de Domingo Cavallo en Hacienda, con Carlos Menem como presidente de la Nación.

Me consta que el presidente daba la orden correspondiente, pero luego se demoraban los fondos, y eso fue un problema político por las serias diferencias existentes entre el entonces gobernador de La Rioja, Bernabé Arnaudo y el ministro Domingo Cavallo. Esto creó problemas, pero aún así, aunque demorados, los fondos venían y las monedas seguían por inercia; pero ya no era el negocio de la época de la inflación.

- ¿Recuerda luego que en la gestión del ex gobernador Ángel Maza, también se implementó la emisión de bonos?

Si, siguieron los bonos, los cuales fueron recuperados en el 2001. El gobierno de Maza entró con un mes de Coparticipación extra que le otorgó Cavallo, que era lo que Arnaudo había gestionado sin éxito; e inició una gestión con todo el apoyo del ministro de Hacienda, que le puso todo lo que le faltaba; entonces comenzó pagando todos los sueldos y bueno…se mantuvo pagando los sueldos …y ése fue su gobierno; su "éxito".

Comentá la nota