"Un yerro político profundo"

El legislador radical José Cano fue terminante en su apreciación. "La designación de Antonio Estofán como presidente de la Corte Suprema de Justicia materializa uno de los yerros políticos más profundos de la historia institucional de Tucumán", aseguró.
El opositor está convencido de que el hecho es una muestra más de debilidad y de decadencia por la estrecha relación entre el magistrado y el gobernador, José Alperovich. "Cuando Estofán estuvo en la Fiscalía de Estado, se erigió como el brazo estratega y ejecutor de la actividad judicial del Estado, que tuvo en miras el reduccionismo de la Justicia frente a los poderes políticos", aseveró.

Cano alertó a la sociedad sobre la plena vigencia de un proyecto político, que busca consumar la suma del poder público en cabeza de Alperovich. "En los hechos, esto será sustituido por un mecanismo de subordinación de los poderes Legislativo y Judicial a los designios del Ejecutivo", advirtió.

Comentá la nota