Yerba: Corrientes espera que Misiones “recapacite”

Desde el Gobierno local aguardan que la vecina Provincia dé marcha atrás con la medida pero no descartan llevar adelante las acciones necesarias para proteger la industria local. Misiones no cede.
Mientras la discusión por la materia prima yerbatera de Misiones amenaza con transformarse en un conflicto interprovincial que termine en un reclamo judicial ante la Corte Suprema de Justicia, las autoridades de Corrientes mantienen la expectativa en la posibilidad de que el Gobierno misionero dé marcha atrás con la obligatoriedad de envasado en origen dispuesta mediante una ley hace pocas semanas. “La situación no depende de nosotros pero sí de Misiones, que por lo menos debería suspender la medida para no agrandar el daño”, remarcó en este sentido el fiscal de Estado correntino, Fernando Carbajal. Si bien el funcionario consideró que “hay que priorizar el camino del consenso”, adelantó que “de no llegar a nada, la Provincia actuará con firmeza teniendo en cuenta el derecho de Corrientes de fortalecer la política productiva que venimos implementando”. Por lo pronto, Misiones no parece dispuesta a retroceder en lo que consideran la “defensa a sus productores y el fomento al agregado de valor a su producción”. Ayer, en la Fiesta Nacional de la Yerba Mate, el gobernador Maurice Closs ratificó la política provincial con relación al sector y cuestionó la falta de solidaridad de la industria de otras jurisdicciones, para con los proyectores yerbateros misioneros (ver recuadro). A la puja en ámbitos institucionales, se sumó el empresariado industrial y los trabajadores del sector en Corrientes, quienes ven peligrar sus fuentes de trabajo ante la imposibilidad de que los molinos correntinos accedan a la materia prima de Misiones, que hoy provee de más del 50 por ciento de la hoja verde y la yerba mate canchada que se procesa en las plantas locales. Si bien, por el momento, desde el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación con sede en Gobernador Virasoro sólo se han declarado en estado de alerta y movilización, no descartan definir una posible manifestación y cortes del tránsito sobre las rutas 12 y 14, en contra de la ley misionera de envasado en origen. Según señalaron, cerca de 1.200 trabajadores que se desempeñan directamente en el proceso de industrialización de la yerba mate en los Departamentos de Santo Tomé e Ituzaingó, reclamarán por el sostenimiento de sus fuentes de trabajo. En Gobernador Virasoro, entidades intermedias y dirigentes políticos y empresariales de la zona organizaron una caravana y una mateada para mañana, también en repudio a la norma.

Comentá la nota