Yerba Buena invirtió más de $ 18 millones en obras

En el primer año de gestión se apostó a brindar más servicios. Diambra y Aguirre, integrantes del gabinete municipal, resaltaron el apoyo de la Provincia y la relación con los concejales.
En el primer año de gestión, la Municipalidad de Yerba Buena apostó, por un lado, a la concreción de la obra pública, con una inversión superior a los $ 18 millones y, por otro lado, se afianzó la relación institucional con el Concejo Deliberante. Sobre la base de esas dos áreas centrales, la gestión del intendente, Daniel Toledo (PJ), definió como positivo el trabajo realizado en esa ciudad.

En la ejecución de los trabajos públicos se priorizó a los sectores más necesitados, según explicó el secretario de Obras Públicas, Daniel Diambra. “Seguimos la premisa que diseñó el intendente Toledo de beneficiar a los barrios más necesitados por sobre los sectores más pudientes de la ciudad”, remarcó.

El funcionario detalló que el financiamiento llegó a través del Banco Macro, con un total superior a los $ 10 millones y por medio del Fondo Fiduciario con una inversión de $ 8 millones.

Diambra precisó que los fondos otorgados por el Banco Macro se utilizaron para la construcción de cordón cuneta, obras de pavimento y de iluminación. Mientras que el dinero del Fondo Fiduciario se destinó a obras de infraestructura, entre las que figuran desagües pluviales y de la red cloacal. “Se intentó no malograr el esfuerzo de inversión; es decir que hemos planificado los trabajos para hacer primero la red de servicios y luego el pavimento”, dijo.

Detalló que las obras de cordón cuneta alcanzaron un total de 60 kilómetros y el pavimento (adoquinado) llegó a 38 cuadras de esa ciudad. “Hasta fin de año se hará el pavimento articulado en otras 30 cuadras”, anunció.

En forma simultánea, Diambra resaltó la compra de equipamiento y la renovación del parque automotor con la adquisición de dos motoniveladoras, una retroexcavadora y dos camionetas de doble cabina.

Afianzamiento

El secretario de Gobierno municipal, Héctor Aguirre, por su parte, remarcó el apoyo del Gobierno provincial. Además destacó la buena relación con los concejales. “Gracias a ese respaldo se ha transformado a Yerba Buena”, dijo.

Aguirre destacó la política participativa que se desarrolla en Yerba Buena. “Cualquier vecino que quiere plantear algún problema o una queja se lo atiende en el municipio todos los días para acercar una solución sin mirar las banderías políticas de cada uno”, dijo.

El funcionario también resaltó que el intendente Toledo diseñó un esquema de trabajo que incluye dos reuniones por semana en distintos barrios para escuchar a los vecinos.

Comentá la nota