En Yerba Buena avalan una compra directa

El intendente Toledo (PJ) podrá gastar en maquinaria vial, sin licitación, por más de $ 1 millón.
El intendente de Yerba Buena, Daniel Toledo (PJ), logró su cometido. Ayer, los concejales oficialistas lo autorizaron a eludir el llamado a licitación y a comprar en forma directa maquinaria pesada por un monto superior a $ 1 millón.

La reunión del Concejo fue la segunda convocada de manera extraordinaria por el jefe municipal. En el primer intento, concretado el 21 de enero, los seis ediles presentes en la sesión (al cuerpo lo componen 10 concejales) frenaron la autorización hasta tanto el expediente fuera analizado en detalle por las comisiones de Hacienda, de Obras Públicas y de Peticiones.

Sin embargo, sin que los ediles debatieran el asunto en comisión, el intendente remitió al cuerpo deliberativo otra nota de llamado a sesión extraordinaria (en receso, sólo una convocatoria del Departamento Ejecutivo puede reunir a los concejales). Como el expediente no llegó al recinto con un dictamen que aconsejara su aprobación, los ediles debieron constituirse en comisión en plena sesión para cumplir con ese paso formal.

Finalmente, seis concejales oficialistas votaron lo pretendido por Toledo, mientras que José Marrades (PJ), María Victoria Cossio (Recrear) y José Domián (Partido Laborista) se opusieron. Roberto Terán Vega se abstuvo.

En su dictamen de minoría, Marrades, Cossio y Domián objetaron el procedimiento adoptado por la intendencia y denunciaron diferencias de precios en las cotizaciones presentadas por el municipio y las solicitadas en forma particular por la concejal Cossio. “Resulta sugestiva la decisión del Departamento Ejecutivo, con argumentos discutibles y poco convincentes; lo único que hacen es sembrar un manto de duda. Incluso, cuando se mostraron los papeles, algunos concejales los llevaron a la intendencia para mostrarlos. Hasta vino el secretario de hacienda con uno de los vendedores de las empresas”, se quejó Marrades. “Se podría haber llamado a licitación, porque así siempre se consiguen mejores precios que en una compra directa”, agregó Cossio.

El vicepresidente del Concejo, Leonardo Tusa (Participación Cívica), defendió lo actuado. “La concejal Cossio se equivocó, porque los presupuestos que trajo no eran de la misma máquina. Cometió un error, averiguó los precios de contado, cuando el municipio comprará financiado. El encargado de venta fue al recinto y explicó las diferencias”, replicó el oficialista.

Comentá la nota