Yedlin pidió "una tregua de 30 días" a los autoconvocados

El ministro de Salud, Pablo Yedlin, se mostró moderadamente esperanzado respecto a la posibilidad de que los autoconvocados de la sanidad acepten la oferta del Gobierno y vuelvan a trabajar con normalidad el próximo martes.
"Tenemos la esperanza de que acepten la propuesta, que sabemos que depende de las asambleas, porque consideramos que todos queremos volver a la normalidad", dijo el funcionario a EL SIGLO.

Yedlin bregó por la necesidad de que "por lo menos se establezca una tregua de unos 30 días, para conseguir todo lo que piden los trabajadores de la salud, pero con los hospitales trabajando, porque, de lo contrario, se afecta a quienes menos tienen", advirtió.

En este sentido, el titular de la cartera sanitaria consideró que "hay que volver a la normalidad en el sistema público de salud, tras tres meses de una situación irregular, donde solo se atendieron guardias y urgencias, pero se paralizo atención en consultorios y cirugías". Además, advirtió que "el hecho de que este conflicto se extienda en el tiempo, genera grandes inconvenientes en el sistema sanitario, porque se nota una cada vez mayor disminución en controles a embarazadas y niños".

El funcionario también denunció que "se está resintiendo la entrega de leche, en el margo del Programa Nacional Infantil, porque en los CAPS no se está realizando esa tarea como consecuencia del paro".

Por otro lado, advirtió que el "Banco de Sangre de la provincia se encuentra en una situación critica, por falta de cirugías programadas, que son las que generan el ingreso de sangre de donantes. Estamos frente a situaciones que se están haciendo sentir y están perjudicando a la población. Estamos más que deseosos por destrabar el conflicto mediante el diálogo, pero es necesaria la voluntad de las dos partes, añadió.

Por último, Yedlin destacó el ofrecimiento salarial realizado el último viernes a los voceros del sector. "Estamos hablando de un aumento del 28 por ciento en el básico, con un 8 por ciento en la base de cálculo y el otro 20 por ciento en concepto de Responsabilidad Médica, para todos los trabajadores de la sanidad, sin distinción de carrera ni profesión; además de la posibilidad de devolver inmediatamente los haberes descontados por quites de colaboración, si es que levantan el paro para seguir dialogando, lo cual es una concesión importante por parte del gobierno", concluyó.

Comentá la nota