Yasky: "El Gobierno no quiere cambiar el unicato sindical"

Yasky: "El Gobierno no quiere cambiar el unicato sindical"
El secretario general de la CTA acusó al ministro Carlos Tomada de tener doble discurso y dijo que el único riesgo que puede correr al otorgar la personería jurídica es darle "mayor libertad y legalidad a los trabajadores".
El secretario general de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, respondió en diálogo con Criticadigital a las declaraciones del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, sobre la negativa a otorgarle la personería jurídica a esa central obrera. Tomada aseguró este jueves que "nunca ha dejado de estar en consideración" esa posibilidad, pero advirtió que hay "ciertos riesgos" en modificar un modelo sindical que tiene 60 años de vigencia. Yasky lo acusó de tener doble discurso y dijo que el único riesgo que puede correr es darle "mayor libertad y legalidad a los trabajadores".

¿Porqué el ministro de Trabajo dice que es un riesgo otorgarle la personería jurídica a la CTA?

- El único riesgo que no está dispuesto a correr Tomada es el de darle mayor libertad y legalidad a los trabajadores para que se puedan organizar y tener la posibilidad de disputar la defensa de sus derechos en un plano menos desigual frente a los empresarios.

Tomada dijo que no es una "cuestión fácil de resolver"...

- Hoy Tomada hizo una confesión de partes. Es un engranaje que asegura la continuidad de un modelo sindical que es funcional a los intereses de los empresarios y de los dirigentes de la CGT, que pretenden mantener el status quo, o sea, el unicato sindical.

¿Le preocupa que esta negativa desemboque en más conflictos?

- Lo que es realmente preocupante es el cajoneo permanente que está haciendo de los pedidos de los sindicatos; que son los que están en la zona caliente, donde la disputa no es con expedientes ni con resoluciones ministeriales sino con garrotazos y despidos. De esta manera, Tomada deja a los trabajadores a la intemperie, con absoluto conocimiento de causa.

El ministro admitió que en los últimos meses "hubo afectación del empleo" en el país. (Según datos oficiales se perdieron más de 164 mil empleos durante el segundo trimestre del año en el sector privado)

- Hasta la propia demanda de la CTA se ha convertido en un problema secundario. El ministro de Trabajo tendría que resolver de inmediato la situación de los trabajadores del subte, de Kraft, de los pilotos de Austral, de los motoqueros y de tantos otros que hoy estan sufriendo el acoso de las patronales y de grupos sindicales en un cuerpo a cuerpo absolutamente desparejo. Y todos los días están al borde de sufrir la agresión directa o el despido como respuesta a la osadía de tratar organizarse en un marco de libertad.

Pero en definitiva, ¿por qué el Gobierno no quiere darle la personería?

- El ministro hoy puso al descubierto su doble discurso. Cuando va a Ginebra habla como el ministro de Trabajo de un cantón suizo, pero cuando vuelve a Buenos Aires lo hace como el abogado de los empresarios y de las cúpulas sindicales. Este Gobierno cambió todas las leyes, pero no quiere cambiar el unicato sindical. Se piensa en la reforma política, la reforma constitucional, pero no en eso.

¿Cuánta presión ejerce la CGT en este tema?

- (Hugo) Moyano tiene un papel preponderante a partir de las presentaciones en las que Héctor Recalde, el representante legal de la CGT, fundamenta el planteo de la negatoria al otorgamiento de la personería.

¿Hay otros actores sociales o políticos que también presionen?

- Antes de Moyano, está el lobby empresario. Recién debajo de ellos aparece la presión de los dirigentes de la CGT, que en efecto comparten los mismos intereses de los dueños del capital.

Comentá la nota