Yamila Cerezo es la nueva directora de la Juventud de Jaque

La militante de la Juventud Peronista, de 31 años y concejal por el departamento de Maipú, ocupará su nuevo cargo desde el próximo lunes. Asume luego de la renuncia de Ariel Guirín quien protagonizó incidentes en un boliche.
El gobierno de Celso Jaque tiene nueva directora Provincial de Juventud, luego de que la ministra de Desarrollo Humano Silvia Ruggeri aceptara la renuncia Ariel Guirín en medio de un escándalo que protagonizara en un boliche. Yamila Cerezo, de 31 años, dejará para esto su banca como concejal en Maipú por el Partido Justicialista.

La nueva funcionaria asumirá en su cargo este lunes al mediodía, como informó oportunamente la ministra Ruggeri, que es la responsable de la cartera que acoge esta area, cuya temática se vincula con la situación y demandas de la juventud en nuestra provincia.

Cerezo posee dos licenciaturas, en Relaciones Humanas y Relaciones Públicas, ambas de la Universidad de Champagnat así como una Maestría en Gestión de Organizaciones de la Universidad de Valparaíso, Chile, informaron esta noche fuentes de prensa del Gobierno.

El currículo se completa con el dato de que anteriormente fue coordinadora del Programa Familias por la Inclusión Social en el departamento de Maipú, a lo que agregaron que “cuenta con una larga militancia justicialista”.

Yamila Cerezo fue, además, Manager de bandas de rock mendocinas, lo que completa los antecedentes de la nueva responsable del ámbito de la juventud local, que esta noche ya se encontraba tramitando su baja en el Concejo Deliberante de Maipú.

Renuncia en medio de un escándalo

A la nueva directora Provincial de la Juventud le tocará remontar una anterior gestión fallida, ya que su predecesor presentó su baja al cargo en el marco de un escándalo vinculado justamente con su área.

Ariel Guirín, el saliente ex director, protagonizó dos semanas atrás una serie de incidentes en un centro de diversiones nocturnas de Rodeo del Medio. Al parecer habría exigido que se le dispensara un trago fuera del horario permitido, para luego tener una disputa con personal de seguridad del lugar, en compañía de otro funcionario del medio.

Comentá la nota