Yacyretá intenta evaluar posible daño patrimonial en obras del plan de terminación

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) encargó a la Consultora CHS, de Asunción, la verificación de las obras de su Plan de Terminación (PTY), en el marco del sumario administrativo iniciado a fines de enero por Resolución N° 1564, de la Dirección de la EBY, que busca deslindar responsabilidades por irregularidades denunciadas en obras viales y la construcción de viviendas en los barrios encarnacenos de San Isidro y San Pedro.

Los ingenieros Fernando Basili y Cristina Huerta, y el arquitecto Juan Mendoza, de CHS, se entrevistaron esta tarde con el juez de Instrucción Notarial, abogado Mario Sosa, que lleva adelante la causa, para interiorizarse de los detalles técnicos de la investigación que se persigue.

nuevRepresa hidroeléctrica Yacyretá.

“Estamos en una etapa donde rige el secreto de sumario, pero puedo decirles que las denuncias son sumamente graves; es necesario deslindar responsabilidades, y si hay que aplicar sanciones, la Entidad las va a aplicar”, señaló el juez Sosa.

Mezcla defectuosa, revoques que se desploman, rajaduras, son algunas de las situaciones denunciadas en el Sumario, que la Consultora CHS tendrá que evaluar en su informe, consignando asimismo si existe o no daño patrimonial a la EBY y a cuánto asciende.

“Se trata de establecer si las construcciones se ejecutaron de conformidad a las especificaciones técnicas del pliego de bases y condiciones”, explicó Sosa.

El trabajo de la Consultora abarca la verificación de las 367 viviendas de la Etapa VIII del barrio San Isidro, y las de la Etapa III, del barrio San Pedro, como así también el nuevo aeropuerto y el puerto, de Encarnación, y los 9 kilómetros de veredas de la ruta que conduce al Santuario de la Virgen de Itacuá.

Esta última obra, según explicó Sosa, no tiene ni cuatro meses de concluidas y está ya muy deteriorada, por lo que puede suponerse que “no tiene contrapiso, o el dosaje de la mezcla con que se hizo no es el estipulado en las especificaciones técnicas de la obra contratada por la Entidad”.

En cuanto a las viviendas, especialmente las de San Isidro, Sosa indicó que de un primer relevamiento hecho por los consultores técnicos, el arquitecto Crosa y el ingeniero Vera, en que se recepcionaron pruebas documentales y testificales, pudieron constatarse revoques defectuosos y aberturas y puertas que “deberían ser de lapacho y que son de eucalipto”.

“Nos entregan una casa como su fuera de lujo, pero clavo en una parte y se cae la mitad del revoque”, ilustró el juez.

El sumario administrativo, que consta de cinco tomos, estaría concluido el 16 de marzo próximo, y ayudará a establecer fehacientemente la responsabilidad que le cupo a los y las funcionarias que tuvieron a su cargo la fiscalización de las obras por orden de la Jefatura de Obras de la EBY.

Comentá la nota